jueves, 12 de septiembre de 2013

SERIE LEPORELLO de la editorial británica No Brow


A pesar de vivir en la época del mundo digital, Internet, e Ipads, aún hay personas -y editoriales- que piensan que no solo los libros físicos no han perdido su espacio, sino que, además, se pueden presentar de una forma totalmente diferente a la habitual.

Éste es el caso de No Brow, una editorial londinense que nos ofrece, aparte de libros infantiles pensados como instrucciones para actividades lúdicas, entre otras cosas, una serie de libros educativos o grandes ilustraciones apaisadas –a modo de acordeón- como si se tratara de uno de los planos de antaño.

Esta serie, titulada Leporello, tiene la particularidad de que se puede usar con diferentes fines, pues enmarcada, el dueño obtiene una pequeña obra de arte sin necesidad de gastarse millonadas. Si, por el contrario, el poseedor de uno de estos libros quiere sacarle el mayor partido posible, incluido su uso como herramienta educativa, no tiene más que dejarse seducir por el lenguaje secuencial y los datos que se aportan en lo que hace de portada y contraportada del producto.

La serie Leporello está compuesta por seis títulos, que paso a detallar a continuación.

Festival Frenzy ofrece toda una panoplia de situaciones vividas en festivales veraniegos de música. El lugar de camping, los grupos de rock, y, por supuesto, el público alegre y un tanto bebido están retratados en este producto sicodélico, que parece sacado de los años 60 del pasado siglo. Festival Frenzy no ofrece portada y contraportada en donde se aporten datos.

Bicycle, inspirada en los pasados juegos olímpicos celebrados en Londres, nos ofrece una carrera de bicicletas por toda la capital británica. Edificios reconocibles se mezclan con situaciones surrealistas que hacen de esta obra una delicia, además de una enorme guía turística, con sorpresas, de Londres. Bicycle es la primera publicación de Ugo Gattoni, un joven artista que ya ha expuesto en la prestigiosa Hayward Gallery.

Swan Lake es una auténtica maravilla. Basada en el ballet con música de Tchaikovsky del mismo nombre, El lago de los cisnes, no sólo es una visión del ballet, con tutús, puntas y bailarinas con moño, sino que, además, nos ofrece la rara oportunidad de entrar en el teatro y ver qué sucede entre bambalinas, algo que, de no haberlo vivido, resulta imposible de ver. Las ilustraciones de Ping Zhu, meticulosas para con las posturas de ballet,  y su acertada paleta de colores son la presentación perfecta para este raro producto.

Rise and Fall, o lo que es lo mismo, un fresco de la evolución del planeta Tierra desde los dinosaurios hasta los primeros primates es, además de una obra de arte preciosa, una magnífica herramienta educativa, digna de figurar en planes de estudio. Una imagen vale más que mil palabras, y Rise and Fall hace más que acertada esta frase. Micah Lindberg, haciendo uso de una línea precisa y una paleta de colores restringida, recrea patrones vistos en kimonos japoneses tradicionales y los murales de los años 30 del pasado siglo en cuerpos de dinosaurios para ofrecernos un espectacular lienzo evolutivo.

Dejo para el final dos que, a mi modo de ver, merecen ser analizados un poco más en profundidad.

High Times es un recorrido por la historia de la aviación. Empieza con la referencia mitológica de Dédalo e Ícaro y, a partir de ahí, toma como punto de partida histórico los diseños de Leonardo Da Vinci, quien primero visionara el concepto del paracaídas, el helicóptero o el aeroplano, tal y como hoy en día los concebimos. Tras los ingenios de Leonardo la ilustración nos muestra las hazañas aéreas de los hermanos Montgolfier, los hermanos Wright, el vuelo en solitario de Charles Lindbergh, las contiendas bélicas mundiales, el nacimiento del caza-cohete y de la aviación comercial, tal y como la entendemos hoy en día. También hay tiempo para detenernos en episodios históricos como el bloqueo de Berlín, superado gracias a lo que se conoció como los “Candy bombers”, puesto que los autores de este magnífico trabajo son alemanes. La parte final de High Times está dedicada a la carrera espacial, cosa que nos da pie para comentar la siguiente y, por ahora, último título de la serie Leporello.

Space Race recorre específicamente dos décadas, 1957-1975, las cuales fueron capitales para lo que hoy se conoce como la conquista y posterior exploración del espacio exterior. Nombres tan señalados históricamente como lo son Sputnik –primer satélite que orbitó el planeta Tierra-, la perra Laika –primer ser vivo enviado al espacio hasta que llegaran Yuri Gagarin o Valentina Tereshkova-, pasando por el discurso de John Fitzgerald Kennedy que marcó el comienzo del programa Apollo pueden verse reflejados en este precioso, y ciertamente educativo, producto. Las ilustraciones, además son de una belleza pictórica inusual en un artículo de esta categoría, mezcla de realismo con cierto toque "cartoon" que no sólo no las desvirtúa, sino que las engrandece.

Para más información, consultar la página de la editorial www.nobrow.net


Agradezco las facilidades dadas por Doug Wallace, así como el material cedido, para la redacción de esta reseña. 

Space Race © No Brow, 2013 

No hay comentarios:

Publicar un comentario