martes, 3 de diciembre de 2013

LIBROS PARA RECUPERAR

Estamos a las puertas de Navidades y siempre es bueno hacer acopio de elementos que, aunque ya hace tiempo en el mercado, no por ello han quedado desfasados.

Éste es el caso de los siguientes libros, para todos los gustos:


Ø  El hombre que soñaba demasiado, del director de cine Gonzalo Suárez, quien vertió en esta obra parte de su vida y sus sueños más íntimos.

Ø  The Shadow out of time, edición de veintidós relatos de la obra de H.P. Lovecraft –uno de los indiscutibles maestros del terror literario, recopilados por el editor Peter Straub.


Ø  I feel good, del legendario rey del soul, James Brown. En su obra se recuerdan acontecimientos, tales como su controvertida gira durante el conflicto bélico de Vietnam, en 1968, y el histórico concierto que dio en el Boston Garden el día después del asesinato de Martin Luther King.


Ø  Catch 22, de Joseph Heller, nos lleva hasta la locura de la Segunda Guerra Mundial visto bajo la óptica de un piloto de combate.


Ø  Extremely loud and incredibly close, de Jonathan Safran Foer, nos trae el horror de la masacre que fuera el ataque a las Torres Gemelas neoyorquinas contado por un niño que pierde a su padre en el mencionado atentado.

Ø  Fray Perico y su borrico, de Juan Muñoz Martín, es la tierna historia de qué es lo que sucede en un convento una vez que un aprendiz de fraile y un borrico aparecen en escena. Sincera, entrañable y, a veces, hilarante, Fray Perico y su borrico es todo un clásico.


Ø  Break blow burn es la forma de tener los mejores cuarenta y tres poemas de todos los tiempos, según Camille Paglia, quien ha recopilado esta antología ecléctica, donde  obras de Shakespeare y Joni Mitchell se presentan de la mano.

Ø  Sushi for beginners, de Marian Keyes, es la historia de cuatro personajes reales y nos cuenta qué ocurre cuando una persona ambiciosa sufre un revés, cuando una persona organizada hasta la extenuación tiene que hacerse cargo de la persona ambiciosa frustrada, cuando una persona no está satisfecha con su vida –teniendo todo lo que siempre quiso conseguir- y cuando una persona está a punto de tirar sus ganas de vivir tras ser rechazado por su pareja. Real, incisiva y, desde luego, entretenida, este drama cómico merece ser leído y releído.



domingo, 20 de octubre de 2013

FANTASTIC! UNA EXPOSICIÓN LITERARIA


Normalmente, en esta sección se comentan libros. Sin embargo, me tomo la licencia de hacer algo diferente, más que nada, porque la ocasión lo merece.

La ocasión no es más ni menos que la exposición Fantastic! que se celebra en el museo del juguete Hevosenkenkä, en la ciudad de Espoo, Finlandia.

Tomando como referencia cinco libros clave cuando se habla de fantasía; es decir, Peter Pan, Alicia en el País de las Maravillas, Las Crónicas de Narnia, la saga de Harry Potter, y El Señor de los Anillos, los responsables del museo del juguete nos aproximan a las fuentes literarias de estas grandes obras, sin olvidar, claro está, el componente lúdico.
De esta forma, podemos observar brujas, dragones, hadas, portales que conectan mundos, accesorios que nos permiten volar, o, simplemente, relajarnos leyendo un buen libro de fantasía.



La idea tras Fantastic! no es mostrar infinidad de juguetes relacionados con las grandes obras anteriormente comentadas, sino enseñar a quien acuda a las instalaciones del museo que tras las películas taquilleras y los juguetes de producción masiva se esconden unos libros con unas características bien definidas, piedras angulares del género fantástico, que guardan infinidad de oportunidades para ser adaptados al mundo moderno.

Peter Pan se nos muestra no solo a nivel juguetero, sino al nivel en el que fue pensada la obra teatral de J.M. Barrie, estrenada en 1904. En esta ocasión, los ninots usados para la representación teatral de la obra Peter Pan, escenificada en 2008 por el teatro Hevosenkenkä, están presentes en la exposición, además de, entre otras cosas, una copia de la primera traducción al finlandés de la obra de este autor británico que decidió demostrarle al mundo que todos los niños crecen, menos uno.

Las Crónicas de Narnia, de C.S. Lewis, se nos presentan de la forma más emblemática posible, pues ¿quién no ha querido alguna vez encontrar el armario por el cual entra la pequeña Lucy al mundo de Narnia? Ahora es posible, siempre que se deje correr libre la imaginación.



El personaje literario de más renombre de los últimos tiempos es un niño, y como tal se le trata en esta exposición, donde es posible ver la habitación de un niño que quiera jugar a ser un mago, en vez de un Muggle. Además, si el visitante quiere experimentar un vuelo en Nimbus 2000, no tiene más que pedirlo.



Puede que donde la exposición se vuelve más académica es en la parte de El Señor de los Anillos, sobre todo porque su vitrina es la que trata de unificar en un espacio expositivo algunas de las imágenes más icónicas de la obra de J.R. Tolkien, en especial el anillo que los dominaría a todos.

Incluir El Señor de los Anillos en esta exposición da pie, además, para mostrar todo lo que es el mundo del juego de rol y los juegos de estrategia, disciplinas que, en la última década, han ido ganando no solo adeptos sino un reconocimiento dentro de la propia sociedad como una forma de entretenimiento tan válida como cualquier otra.



Esta vitrina, al igual que el resto, demuestra que se puede contar una historia mostrando los elementos precisos, y sin necesidad de saturar visualmente al visitante. Cada pieza está cuidadosamente seleccionada y, por si sola, nos cuenta un momento o un elemento muy importante de cada una de las obras escogidas.
Además, las responsables de la exposición han huido de los incunables tan del gusto de los coleccionistas fanáticos y se han concentrado en una pluralidad muchísimo más atractiva y global, lo cual hace que la exposición Fantastic! sea una delicia.   

La obra de Lewis Carroll cobra vida a modo de casita del conejo blanco donde, en vez de ver las cosas a través de un espejo, se puede entrar y perderse uno en medio de aventuras fantásticas, proporcionadas de forma desinteresada por varias editoriales para la exposición.




Fantastic! estará disponible a todo aquel que se quiera acercar hasta el museo Hevosenkenkä hasta marzo de 2014. Si quieren disfrutar de una exposición increíble, ambientada en una sólida base literaria, ya saben a dónde acudir. A modo de pega, decir que el hecho de que no se entregue al visitante polvo de hada es una pena, pero ya se sabe lo complicado que es llegar hasta Nunca Jamás…  

Para más información, por favor consulten la página web del museo:  http://www.lelumuseohevosenkenka.fi/frontpage

Agradezco enormemente a Johanna Rassi y a Hanna Jussila, las facilidades dadas para la redacción de este artículo, así como el material gráfico facilitado.

Imágenes 
(C) Hevosenkenkä Toy Museum, 2013
(C) Sanni Jussila, 2013
(C) Nina Pyykkö, 2013
(C) Nina Pyykkö, 2013
(C) Nina Pyykkö, 2013
(C) Nina Pyykkö, 2013

sábado, 12 de octubre de 2013

LA GENTE HONRADA


Permítanme que les presente a Philippe Manche, parado “forzoso”, de 53 años, quien, tras ser despedido -de muy mala forma y sin ninguna indemnización tras formar parte de la plantilla de una multinacional cualquiera-, debió reconstruir su vida desde cero, contando sólo con el apoyo de algunos de sus amigos, sus hijos y su propia inventiva.

Philippe Manche es uno de tantos ciudadanos del mundo global en el que vivimos, que ha sufrido el imparable y nefasto avance del capitalismo “termita”, ése que sólo deja ruinas y terrenos baldíos y arrasados tras su paso. Su vida no era un camino de rosas, pero gracias a su esfuerzo y el aporte económico de una nómica que cada año crecía de manera inversamente proporcional a la codicia de quienes manejaban a la empresa en la que trabajaba había logrado sacar a su familia adelante.

Es cierto que su matrimonio se fue apagando con el paso de los años y, llegado el momento, se rompió sin tan siquiera hacer ruido. Sin embargo, nadie le hubiera podido predecir la deriva que su vida tomaría, nada más recibir aquella nefasta llamada, el mismo día de su cumpleaños.

Al final, su separación fue una cuestión baladí, luego de perder su casa, su autoestima y sus ganas de vivir, de manera casi simultánea. Situaciones así ponen a prueba el temple de una persona y, por extraño que les pudiera parecer, tras leer los párrafos anteriores, Philippe Manche encontró una excusa para seguir a flote, mientras se empeñaba en no perder el cariño de sus hijos y de su recién nacido nieto.

Fue paseando con el bebé cuando Phiippe Manche se cruzó en el camino –y en la filosofía vital- de Robert, librero, amante de la poesía, la buena conversación y los caldos más exquisitos. Nada más entrar en la pequeña y atestada librería de Robert, su vida le dio una nueva oportunidad y una razón para seguir en la brecha, aunque ni el mismo Philippe Manche siquiera lo sospechara.

Después la suma de un aburrido viaje en tren y el pelo largo de su hijo Arnaud le dieron la idea que necesitaba para reencontrarse con la autoestima perdida, tiempo atrás. ¿Y si me dedicara a cortar el pelo a los aburridos pasajeros que llenan una línea cualquiera de los ferrocarriles franceses?... Dicho y hecho. Con buscar un peine, unas tijeras, un máquina de afeitar y un poco de colonia, problema solucionado.

Tal y como podrán comprender, uno no aprende a ser peluquero de la noche a la mañana, por mucho que Youtube esté lleno de tutoriales. No obstante, otro encuentro, en este caso, con Camille, la camarera que trabajaba en el vagón restaurante del tren en el que Philippe Manche decidió montar su negocio, fue crucial para él, y no sólo porque Camille era una peluquera profesional, obligada por las circunstancias a dejar su profesión y ponerse a servir detrás de una barra.

Juntos, recuperarán la ilusión por vivir, por disfrutar de la compañía íntima de otro ser humano, mientras el negocio de Philippe Manche va ganando en popularidad, aplomo y buen hacer. En palabras del “sabio” Robert, la transformación de Philippe Manche es similar a la del protagonista de la Metamorfosis de Kafka, pero en sentido inverso y con un aspecto mucho más lozano.

La Gente Honrada, escrita por Jean-Pierre Gibrat y dibujada por Christian Durieux –con color de Marmelade- es toda una lección de práctica de cómo vivir en el siglo XXI, siglo que ha comenzado con una crisis GLOBAL, la cual amenaza con quedarse con nosotros durante años. De no ser por sus dibujos, la Gente Honrada sería una novela, una película o una serie de televisión, de las que programan en hora de máxima audiencia. Cierto es que calificarla de “novela gráfica” en vez de cómic atraerá a quienes gustan de diferenciarse del resto, aventurándose a leer lo que es un cómic, narración secuencial o el tebeo de toda la vida, por muy peyorativo que esto pueda sonar.

No obstante, su calidad, buen hacer y actualidad la hacen merecedora de figurar tanto en una sección literaria, como en una sección dedicada al noveno arte, razón por la cual se ha publicado junto a reseñas de libros que sólo tienen letras impresas en sus páginas y no una mezcla de texto e imágenes.

Además, llega un momento en el que el formato es lo que menos te importa y sólo quieres saber cómo termina la peripecia vital de Philippe Manche y no hay nada que importe más a la hora de sumergirse en el reto de la lectura que disfrutar con cada minuto de ella. Y eso es lo que ocurre con la Gente Honrada, de principio a fin. 

LA GENTE HONRADA
Jean-Pierre Gibrat y Christian Durieux
Colección: NÓMADAS
Formato: Cartoné
Páginas: 128
Color: Color
ISBN: 978-84-679-0806-0
PVP: 18,00€
Norma Editorial

domingo, 15 de septiembre de 2013

BED-KNOB AND BROOMSTICK (LA BRUJA NOVATA)


Una de mis películas Disney preferidas, La Bruja Novata, cumple este año, 2013, 43 años. 

Protagonizada por Angela Lansbury en uno de sus papeles más entrañables, siempre ha estado comparada con la genial Mary Poppins –también combina acción real con animación- y, lamentablemente, La Bruja Novata, es, en comparación con la niñera del bolso increíble, una segundona poco conocida por el gran público.

Ahora me dirán que a qué viene todo esto en un blog de literatura. Pues bien, tras mucho buscar, por fin he conseguido un ejemplar de la genial obra de Mary Norton, autora de los libros protagonizados por los tres niños que se suben a una cama y, por arte de magia, se desplazan a cualquier lugar del planeta que desee, los mismos tres niños que aparecen en la película de Disney La Bruja Novata.

The Magic Bed-knob y Bonfires and Broomsticks son los dos libros escritos por esta autora contemporánea inglesa –murió en 1992- en donde Carey, Charles y Paul, tres hermanos londinenses, descubren en un pequeñito pueblo de Inglaterra a una bruja y lo emocionante, divertido y terrorífico que puede ser jugar con magia.

El primero, The Magic Bed-Knob nos cuenta las andanzas de estos tres niños, de vacaciones de verano en casa de una tía, y cómo, un buen día, Paul, el más pequeño, ante una herida Ms Price –una señora que vive sola cerca de la casa de su tía-, les revela a sus hermanos que no solo hay que llevarse a la señora a su casa, sino también su escoba, pues cuando su tobillo se mejore tendrá que seguir practicando su técnica de vuelo… ¿Técnica de vuelo? Sí, Ms Price es una bruja, o mejor dicho, una bruja novata que está iniciándose en el arte de la magia.

Al verse descubierta, Ms Price cede ante los atónitos ojos de los niños a hacer un trato con ellos. Ella usa un encantamiento en un objeto, a cambio de que los hermanos no revelen que es una bruja. El encantamiento en el objeto dejará de funcionar si los niños la traicionan. El objeto en cuestión, a falta de otra cosa a mano, es la perilla de metal de uno de los cuatro postes de la cama donde duerme Paul en casa de su tía.

Con esta simple, pero ingeniosa premisa, empieza la aventura. ¿A dónde irán tres niños, con una cama, teniendo el mundo entero a su disposición?  Tal y como suele ser habitual, la primera vez el viaje resulta un tanto destartalado, pero, poco a poco, empiezan a cogerle el truco a viajar en cama, un método de transporte eficiente, aunque no sin sus peligros.

Dos años más tarde, en Bonfires and Broomsticks, Ms Price pone un anuncio en el prestigioso London Times para alojar a dos niños durante el verano. Carey y Charles no lo dudan un segundo y, tras embarcar a su madre en este plan, los niños y su hermano pequeño consiguen volver a lo que ellos creen será otro verano de aventuras mágicas. ¿Volverán a caer prisioneros de los caníbales, o eso es otro de los sueños estrafalarios que ha tenido Paul?

La expectación se torna en decepción una vez descubren que Ms Price ha pasado de las artes mágicas a la horticultura, y que ya nada queda de aquellos días en los que, montados en una cama, se adentraban en una aventura sin igual.

Sin embargo, tal y como dice el dicho, donde hubo siempre queda, y con un poco de determinación por parte de los niños Ms Price vuelve a la carga, literalmente hablando, en una aventura que sucede en el pasado, en 1666, -fecha del gran incendio de Londres, para aquellos que no relacionen el dato- donde se premiaba a los brujos y brujas con la muerte…

El tomo recopilatorio Bed-Knob and Broomstick, publicado por el sello Odyssey de la editorial Harcourt nos ofrece leer las dos historias de Mary Norton de forma ininterrumpida. Su lectura, amena, ingeniosa y, tremendamente absorbente, resulta un placer para todos aquellos que disfrutamos de una historia de aventuras, llena de personajes carismáticos.  

Los niños escritos por Mary Norton no son remedos de personas mayores en pequeñito, sino auténticos críos, con sus salidas de tono, sus pensamientos ocurrentes y la adorable ingenuidad que trae consigo tener seis años, hecho que hace que estas obras estén, entre otras cosas, llenas de humor y ternura. Y la bruja, para aquellos que se lo pregunten, es una entrañable señora de cuarenta y tantos que, aparte de tener hábitos típicos de alguien acostumbrado a vivir solo, se preocupa y mucho por los niños.

No les puedo explicar lo mucho que me he divertido leyendo este tomo recopilatorio, pero sí les diré que la película La Bruja Novata podría ser un tercer libro, dado que esa aventura no forma parte de lo que contara Mary Norton en sus obras, aunque sí mantiene el mismo espíritu que impregnara la autora en sus escritos.

El resto, tanto en DVD como en papel, lo dejo a su elección, aunque, lamentablemente, no haya visto nunca estos libros en lengua castellana.

ISBN-10: 0152024565
ISBN-13: 978-0152024567
HMH Books for Young Readers (September 1, 2000) 

jueves, 12 de septiembre de 2013

SERIE LEPORELLO de la editorial británica No Brow


A pesar de vivir en la época del mundo digital, Internet, e Ipads, aún hay personas -y editoriales- que piensan que no solo los libros físicos no han perdido su espacio, sino que, además, se pueden presentar de una forma totalmente diferente a la habitual.

Éste es el caso de No Brow, una editorial londinense que nos ofrece, aparte de libros infantiles pensados como instrucciones para actividades lúdicas, entre otras cosas, una serie de libros educativos o grandes ilustraciones apaisadas –a modo de acordeón- como si se tratara de uno de los planos de antaño.

Esta serie, titulada Leporello, tiene la particularidad de que se puede usar con diferentes fines, pues enmarcada, el dueño obtiene una pequeña obra de arte sin necesidad de gastarse millonadas. Si, por el contrario, el poseedor de uno de estos libros quiere sacarle el mayor partido posible, incluido su uso como herramienta educativa, no tiene más que dejarse seducir por el lenguaje secuencial y los datos que se aportan en lo que hace de portada y contraportada del producto.

La serie Leporello está compuesta por seis títulos, que paso a detallar a continuación.

Festival Frenzy ofrece toda una panoplia de situaciones vividas en festivales veraniegos de música. El lugar de camping, los grupos de rock, y, por supuesto, el público alegre y un tanto bebido están retratados en este producto sicodélico, que parece sacado de los años 60 del pasado siglo. Festival Frenzy no ofrece portada y contraportada en donde se aporten datos.

Bicycle, inspirada en los pasados juegos olímpicos celebrados en Londres, nos ofrece una carrera de bicicletas por toda la capital británica. Edificios reconocibles se mezclan con situaciones surrealistas que hacen de esta obra una delicia, además de una enorme guía turística, con sorpresas, de Londres. Bicycle es la primera publicación de Ugo Gattoni, un joven artista que ya ha expuesto en la prestigiosa Hayward Gallery.

Swan Lake es una auténtica maravilla. Basada en el ballet con música de Tchaikovsky del mismo nombre, El lago de los cisnes, no sólo es una visión del ballet, con tutús, puntas y bailarinas con moño, sino que, además, nos ofrece la rara oportunidad de entrar en el teatro y ver qué sucede entre bambalinas, algo que, de no haberlo vivido, resulta imposible de ver. Las ilustraciones de Ping Zhu, meticulosas para con las posturas de ballet,  y su acertada paleta de colores son la presentación perfecta para este raro producto.

Rise and Fall, o lo que es lo mismo, un fresco de la evolución del planeta Tierra desde los dinosaurios hasta los primeros primates es, además de una obra de arte preciosa, una magnífica herramienta educativa, digna de figurar en planes de estudio. Una imagen vale más que mil palabras, y Rise and Fall hace más que acertada esta frase. Micah Lindberg, haciendo uso de una línea precisa y una paleta de colores restringida, recrea patrones vistos en kimonos japoneses tradicionales y los murales de los años 30 del pasado siglo en cuerpos de dinosaurios para ofrecernos un espectacular lienzo evolutivo.

Dejo para el final dos que, a mi modo de ver, merecen ser analizados un poco más en profundidad.

High Times es un recorrido por la historia de la aviación. Empieza con la referencia mitológica de Dédalo e Ícaro y, a partir de ahí, toma como punto de partida histórico los diseños de Leonardo Da Vinci, quien primero visionara el concepto del paracaídas, el helicóptero o el aeroplano, tal y como hoy en día los concebimos. Tras los ingenios de Leonardo la ilustración nos muestra las hazañas aéreas de los hermanos Montgolfier, los hermanos Wright, el vuelo en solitario de Charles Lindbergh, las contiendas bélicas mundiales, el nacimiento del caza-cohete y de la aviación comercial, tal y como la entendemos hoy en día. También hay tiempo para detenernos en episodios históricos como el bloqueo de Berlín, superado gracias a lo que se conoció como los “Candy bombers”, puesto que los autores de este magnífico trabajo son alemanes. La parte final de High Times está dedicada a la carrera espacial, cosa que nos da pie para comentar la siguiente y, por ahora, último título de la serie Leporello.

Space Race recorre específicamente dos décadas, 1957-1975, las cuales fueron capitales para lo que hoy se conoce como la conquista y posterior exploración del espacio exterior. Nombres tan señalados históricamente como lo son Sputnik –primer satélite que orbitó el planeta Tierra-, la perra Laika –primer ser vivo enviado al espacio hasta que llegaran Yuri Gagarin o Valentina Tereshkova-, pasando por el discurso de John Fitzgerald Kennedy que marcó el comienzo del programa Apollo pueden verse reflejados en este precioso, y ciertamente educativo, producto. Las ilustraciones, además son de una belleza pictórica inusual en un artículo de esta categoría, mezcla de realismo con cierto toque "cartoon" que no sólo no las desvirtúa, sino que las engrandece.

Para más información, consultar la página de la editorial www.nobrow.net


Agradezco las facilidades dadas por Doug Wallace, así como el material cedido, para la redacción de esta reseña. 

Space Race © No Brow, 2013 

miércoles, 21 de agosto de 2013

EL DESPERTAR


Cada vez se habla más y más acerca de lo que ocurriría si el mundo fuera sacudido por una epidemia zombi. Tal y como antaño sucediera con las grandes plagas, especialmente la peste, causante de diezmar a buena parte de la población mundial durante centurias, el siglo XXI ha acuñado un miedo mucho más contemporáneo, aunque con sus raíces igualmente hundidas en el pasado.

Atrás han quedado las paranoias resultantes de la fusión del átomo, la invasión comunista o los marcianos decimonónicos de H. G. Wells. Este siglo merece una nueva amenaza y los zombis devoradores de carne humana, carentes de cualquier sentimiento de culpabilidad, se nos antojan un temor tan bueno como cualquier otro.

Sin embargo, ni todo está ya contado, ni ha sido contado de la misma forma, una frase que bien valiera para explicar El Despertar, novela escrita por el director y guionista grancanario Elio Quiroga Rodríguez.

Su premisa de partida empieza con un meteorito que cae a la Tierra, algo habitual en las historias de marcianos de los años cincuenta y sesenta, una roca que porta el germen de toda la historia que se desarrollará posteriormente.  En esto, el escritor bebe de las mismas fuentes que en su día impusieron los productores de la celebérrima película de George A. Romero, Night of the Living Dead, para explicar lo que el espectador está viendo. Unas fuentes que relacionaban la plaga zombi con la llegada de un objeto del espacio exterior al planeta, premisa de la que también parte el director Gareth Edwards para su película Monster.

La virtud de Elio Quiroga es que, a partir de ese momento, su historia se aparta de esa senda para centrase en la vida cotidiana de una mujer, Amelia, ama de casa y madre por imposición social más que por convicción, infectada por el zombivirus, aquel que transforma a las personas en muertos vivientes, pero dentro de una sociedad un poco más estructurada que la que refleja el escritor Max Brooks en su novela World War Z.

Una vez que Amelia descubre que está contagiada, su rutinaria y patética vida dará un vuelco para adentrase dentro de un mundo donde la realidad de una nueva sociedad zombi, en pugna por sobrevivir en medio de la bien pensante e hipócrita sociedad humana, no es tan idílica como los mandarines y los medios de comunicación oficiales quieren hacer ver. Además, el cabestro de su marido, un ser carente de cualquier interés que no sea su propio beneficio, tampoco ayudará a que la transición sea placentera, más bien todo lo contrario.

Al final, la relación que Amelia establece con César, el médico “surfero” que no sólo le diagnostica su enfermedad, sino que también le ayudará a conocer cómo será su vida a partir de ese momento, le arrancará de su miserable existencia, trasladándola a un mundo de suciedad, perversión e instintos primarios, escenario en el que Amelia aprenderá a sobrevivir mucho mejor de lo que ella misma pudiera creer.

Una vez que su intensa peripecia existencial termine, Amelia deberá enfrentarse a un reto aún mayor, el cual nos devolverá a la palestra al ya mencionado meteorito y a unos seres que, como suele ser habitual en este tipo de historias, no son lo que parecen, por mucho que se empeñen en decir lo contrario.

El Despertar es una narración bien contada, cercana, directa y nada amante de palabras altisonantes que tan sólo entienden el escritor y su corrector de estilo. Es una novela de género, pero la puede leer cualquiera que disfrute con una historia a ratos humana, a ratos, trepidante y, a ratos, terrorífica.

Sus personajes son seres de carne y hueso, con sus debilidades, sus defectos y, en algunos casos, sus virtudes, obligados a pasar por un trance del que saldrán transmutados en algo diametralmente opuesto a lo que ellos mismos podían esperar. En algunos casos, el cambio será para mejor y, en otros, serán presa de su propia debilidad.

Al leerla, es fácil ver algunas de las lacras, con mayúsculas, de este siglo –los abusos, el tráfico de órganos, la explotación humana, laboral y sexual, la homofobia, las mentiras de los políticos cavernarios y la doble moral sobre la que se sustenta la sociedad humana actual- aderezadas con una plaga zombi y sus posteriores consecuencias, sobre todo para quienes son contagiados.

De ahí que El Despertar sirva para desmitificar el dicho de que la literatura de género sólo puede gustar a quienes disfrutamos con este tipo de propuestas, una frase que se deshace una vez que se terminan de leer todas y cada una de sus apasionantes páginas escritas por Quiroga… Sobre todo, las últimas.

EL DESPERTAR
Autor: Elio Quiroga-Rodríguez
Páginas: 256 Idioma: Español
ISBN: 978-84-480-0641-9
Presentación: Rústica sin solapas
Colección: Fantasía Terror
Editorial: Timunmas
Precio: 16€

Agradezco a Elio Quiroga-Rodríguez el haberme enviado un ejemplar de su novela para poder leerla y a Eduardo Serradilla Sanchis por escribir esta columna y cedérmela para su posterior publicación.



martes, 30 de julio de 2013

SOÑAR ES PODER


Hace unas semanas, un prominente empresario de la comunidad canaria debió soportar la humillación de ver cuestionados sus trasnochados planteamientos insularistas y/ o pleitistas por quien no sólo ha superado tan caducos planteamientos, sino que, además, ha llegado a ver el mundo desde los escalones más altos del poder político y económico mundial.

El nombre de quien ha llegado hasta Washington es Juan Verde, un joven nacido y criado en la ciudad de Telde, quien, a los quince años, viajó hasta los Estados Unidos de América, lugar en el que descubrió su faceta profesional y personal, y en donde cimentó una trayectoria que le llevaría a ocupar un puesto como asesor del actual presidente estadounidenses Barak Hussein Obama.

Soñar es poder es un libro escrito en primera persona y sin ningún tipo de artificio por Juan Verde y en el que su autor nos cuenta cómo algo así le puede ocurrir a una niño de una familia de clase media, residente en una pequeña ciudad, de una isla, y que, en poco más de dos décadas, terminó por compartir mesa y mantel con Bill Clinton y su esposa Hillary, Al Gore y buena parte de la clase política norteamericana que tuviera que ver con el partido demócrata.  

En sus páginas, su autor hace recuento de sus recuerdos de infancia y juventud, las enseñanzas atesoradas en aquellos años y su viaje hasta un mundo nuevo, capaz de ofrecerle al joven Juan lo que su país no podía. Luego hay tiempo para no sólo detenerse en los éxitos, sino en los fracasos que cincelan la personalidad y el carácter de una persona entregada a una causa, en pro de la defensa de los derechos de sus conciudadanos y de un medio ambiente que parece ser una quimera para quienes solamente se preocupan por su cuenta de resultados.

Soñar es poder es, además, una guía para no rendirte, creer siempre en tus posibilidades y, si logras tu propósito, asumir que luego deberás volcar en tu sociedad el beneficio que has obtenido, de una forma u otra, postulado que SIEMPRE se suele dejar atrás, en nuestra sociedad actual.

Puede que muchos tachen el libro de Juan Verde de demagógico o poco realista, más y como están las cosas, pero, en mi opinión, sobran analistas sesudos y estamentos codiciosos y elitistas, y faltan personas que traten de mostrar un camino o una opción distinta, en medio de la amalgama de medias verdades que tupen el canal de comunicación de nuestro mundo globalizado.

Soñar es poder termina por resultar una lectura apasionante, dada la sinceridad, la honestidad y la sencillez que destilan sus palabras, lejos de las soflamas populistas bolivarianas que ya han invadido cualquier canal de distribución en detrimento de los mensajes claros y directos.


A mí me duró apenas tres horas de viaje, entre Gran Canaria y Sta. Cruz de Tenerife, y me quedé con ganas de más. Si lo ven en una librería, no lo duden y denle un oportunidad, aunque absténganse los cínicos de colmillo retorcido y quienes creen que se lo saben todo, por aquello del colesterol y las subidas de tensión, no por otra cosa. 

Autor: Juan Verde
Nº de páginas: 328 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: AGUILAR
ISBN: 9788403013094
Precio: 18€

lunes, 10 de junio de 2013

WHERE THE WILD THINGS ARE. En recuerdo de Maurice Bernard Sendak


Hoy, día diez de junio del año 2013, se celebra el 85 aniversario del nacimiento del escritor e ilustrador de
libros infantiles, norteamericano, Maurice Bernard Sendak, una fecha escogida por el gigante de Internet Google para dedicarle uno de sus doodle animado, poblado por algunas de sus inmortales creaciones.

La figura de Sendak ha sido capital para la formación estética y casi diríamos que moral, de varias generaciones de niños anglosajones, los cuales han crecido leyendo sus historias. Títulos tales como In the Night Kitchen (1970); Outside Over There (1981) o su obra más conocida Where the Wild Things Are (1963) son una buena mezcla de la controversia que siempre rodeó la forma de ilustrar y escribir del literato americano y su forma sensata y nada edulcorada a la hora de tratar un tema tan delicado como es el de la niñez y el posterior paso a la madurez.

Como en cualquier otra faceta creativa, el trabajo de Maurice Bernard Sendak sigue siendo un GRAN desconocido, con letras mayúsculas, en nuestra geografía, a pesar de adaptación cinematográfica de su obra más conocida, estrenada ya hace unos años (2009) la cual pasó muy desapercibida por las pantallas españolas, al no contar el público con los referentes necesarios para poder valorarla.

Por dicha razón y, con motivo del ya mencionado aniversario, recuperamos esta reseña, actualiza para la ocasión, sobre el libro Where the Wild Things Are, titulado en nuestro país Donde Viven los Monstruos.

No les descubriré nada nuevo si les digo que hay libros que tienen que ser leídos en su momento. Otros, sin embargo, merece la pena descubrirlos muchos años después de que se publicaran originalmente. Una vez abiertos, la magia que esconde todo buen libro permanece tan intacta como el primer día y poco importan los años que pueda tener, tanto el libro como uno mismo.
Y eso es lo que me sucedió con Where the wild things are, escrita por Maurice Sendak en 1963.

Mi primera aproximación a la obra del escritor e ilustrador americano se debió, contrariamente a lo que se pudiera pensar, a causa de una colección de figuras.
En octubre del año 2000, McFarlane Toys comercializó una colección de siete figuras, las cuales reproducían al protagonista y los monstruos de la obra de Sendak. La colección raramente se pudo ver fuera de los Estados Unidos, debido a que la obra no se conoce fuera del mundo anglosajón. No obstante, tengo que admitir que las imágenes que pude ver, a través del catálogo del club de figuras de McFarlane, me hicieron buscar información sobre aquellos extraños y atractivos seres.

Al final, fue en una entrevista al propio Todd McFarlane en donde encontré la información que buscaba, en este caso, el nombre del autor de la historia en la que se basaban dichas figuras y que para McFarlane, Where the wild things are siempre había sido una de sus lecturas preferidas, desde muy pequeño.

Encontrar la obra no fue tarea fácil y hasta que me mudé al extranjero, años después, no pude leerla por primera vez. Y a verdad sea dicha, tengo que admitir que fue un “auténtico flechazo”, por decirlo de una manera simple y fácil de entender.

Where the wild things are es una historia tremendamente sencilla y simple en apariencia, pero poseedora de múltiples lecturas. El protagonista se llama Max, un niño algo rebelde y un tanto desobediente, que termina en su cuarto sin cenar, después de que su madre se enfade con él por su comportamiento. Max, ataviado con su disfraz de lobo, hace honor a su segunda piel de animal salvaje, poniendo la casa patas arribas, razón por la cual, su madre le llama “Wild Thing!”.
Por respuesta, Max le espeta “Te comería, si pudiera”. De ahí que el infante acabara en su cuarto castigado, y con el rostro enfadado.

Una vez allí, un gran bosque comenzó a crecer en las paredes de su cuarto. Y creció y creció y hasta un océano surgió y en él, un velero con su nombre, para que pudiera surcarlo, noche y día. Tras una travesía que no se sabe cuánto tiempo duró, Max arribó al lugar donde viven las criaturas salvajes. En la playa le esperaban Aaron, Bernard, Emil, Moishe, Tzippy y el niño cabra, mostrando sus terribles dientes, sus amenazantes garras y con sus enormes ojos amarillos, abiertos de par en par. 
Cualquier otro se hubiera asustado, pero ¿qué criatura salvaje podría asustar a otra criatura más salvaje que el propio Max?
Por ello, Max logró, no solamente someterlas sino convertirse en el rey de todas las criaturas salvajes del lugar.

Una vez coronado, Max se dedicó a jugar y jugar y jugar, allá donde las criaturas salvajes viven. Y así sucedió hasta que un día el rey Max empezó a tener hambre y, lo peor de todo, a echar de menos a su madre.
Entonces, Max decidió abandonar el lugar, embarcarse de nuevo en su velero y regresar a su casa, lejos del lugar donde las criaturas salvajes viven, pero más cerca de las cosas que a uno le importan de verdad.

Como podrán ver, la historia, a pesar de su claro componen fantástico es muy simple y ya se ha contado muchas otras veces.
Lo que la diferencia del resto es, no sólo el preciso lenguaje con que está escrita -nada sobra ni falta en cada frase- sino la maravillosa iconografía desplegada por Sendak en sus páginas. Max es un niño, a pesar de estar vestido con un disfraz de lobo. Y las criaturas, a pesar de ser consideradas como “monstruos”, terminan por ser cualquier cosa menos eso, unos monstruos.

Sendak, originalmente, quería dibujar criaturas fantásticas al uso, tipo unicornios, elfos y demás, pero dado que no le terminaban por quedar bien, más bien se parecían a monstruos o a un ser extraño y deforme, se decidió por desarrollar a sus criaturas. Sus creaciones son una mezcla de diversos animales. Por ejemplo, el monstruo Emil tiene similitudes con un pájaro, aunque ande sobre sus patas y tenga brazos terminados en garras. Bernard tiene cabeza de toro y pies humanos, mientras que Aaron posee un cuerno de rinoceronte o, si prefieren, de unicornio, aunque el resto de su anatomía poco tenga que ver con los dos seres antes comentados.

Los únicos “monstruos” en el sentido literal de la palabra son Moishe y Tzippy aunque ambos son, con diferencia, los más adorables del grupo de las criaturas salvajes.
Max, ya lo hemos dicho antes, luce y se comporta como un niño, amante de los juegos, de la experimentación, de descubrir secretos desde que se levanta hasta que se acuesta y así mismo lo representa Sendak, ataviado con su indumentaria de lobo, como una verdadera “criatura salvaje”.

Dicho esto y aunque quisiera, no podría describirles todas las sensaciones visuales que transmite la obra de Sendak, su cromatismo o las expresiones que poseen cada uno de los personajes. Más bien sería como una sinfonía en donde nada está fuera de lugar, donde cada nota suena tal y como el compositor imaginó en su cabeza y la suma de todas ellas nos transporta hasta un lugar mágico, donde las criaturas salvajes moran.

Sendak -quien decidió dedicarse al mundo de la ilustración tras ver la película de animación musical Fantasía- huye de los colores chillones, llenando las páginas de totalidades ocres, tierras, grisáceas y pardas, logrando transmitir una sensación de calma al lector o, si quieren, una atmósfera cálida y sosegada que impregna toda la narración.

Desde su publicación, Where the wild things are ha vendido cerca de veinte millones de ejemplares y ha disfrutado de una adaptación animada, una ópera, la mencionada colección de figuras y una versión cinematográfica, dirigida por Spike Jones y producida por el propio Maurice Sendak.

Para el autor, quien llegó a ser uno de los primeros miembros del Childrens Television Workshop (CTW) –The non profit educational organization behind Sesamo Street and so much more- el libro se ha convertido en su mejor tarjeta de presentación profesional de una carrera que se extiende ya, a lo largo de seis décadas.

Where the wild things are es una historia para descubrir, para leer, para memorizar, disfrutar y no olvidar. Es una historia en la que cualquiera se puede sentir identificado, sin importar la edad, la raza o el nivel social. Todos llevamos dentro a Max y todos somos una “criatura salvaje” en mayor o menor medida.
Lo único que nos queda es embarcarnos en el mismo viaje que Max, descubrir dónde viven las criaturas salvajes y qué cosas son realmente importantes en nuestra vida y cuáles no.

Where the wild things are © Maurice Bernard Sendak, 2013




martes, 21 de mayo de 2013

EL DIARIO DE ANA FRANK



En 1947, dos años después de su fallecimiento en el campo de concentración de Bergen-Belsen, el diario
escrito por la joven judía Ana Frank durante los años en los que permaneció escondida junto a su familia veía la luz pública. En sus páginas, recopiladas por su padre Otto Frank, único superviviente de la familia Frank, una joven adolescente cuenta cómo era su vida, apresada entre las paredes que conformarán su reducido mundo durante dos años, desde el 12 de junio de 1942 hasta uno de agosto de 1944.

Ana, quien empezó su diario con trece años recién cumplidos, verá cómo su cuerpo, sus sentimientos y su percepción del mundo van cambiando no solamente por tener que permanecer escondida del resto del mundo, sino por los cambios que todo adolescente sufre durante esos años del paso de la infancia a la adolescencia.

Su estilo es claro, directo, sincero y sin estar condicionado por las imposiciones de una sociedad que no fue capaz de evitar que la demencia, la cobardía y la megalomanía de unos pocos acabara, no sólo con la vida de Anne y toda su familia, sino con millones de personas inocentes.

Lo cierto es que la joven no sólo se limitó en su diario a comentar sus fantasías, su sueños y aquello que le gustaría poder hacer si aquella pesadilla terminaba algún día, sino que supo, a la misma vez, analizar la personalidad de quienes le acompañaban en el encierro, así como las relaciones que se entablaron entre ellos y cómo dichas relaciones afectaban o no a la difícil y asfixiante convivencia diaria en un espacio tan pequeño como en el permaneció escondida la joven.

Por todo ello, y lejos de lo que se pudiera pensar, el diario de Ana Frank es una magnífica radiografía de una época y de una situación social y humana que puso patas arriba el mundo moderno y a punto estuvo de sumergirlo en las tinieblas del Reich de los mil años.

Es más, su lectura debería ser, frente a textos de marcado carácter ideológico y/ o religioso, de obligado complimiento en todos los colegios del mundo -tanto para los alumnos como para los padres de los mismos- una circunstancia que les ayudaría a ser más tolerantes y abiertos de mentes, amén de lograr inmunizarse contra cualquier forma de mentalidad totalitaria.

Con todo ello nos ahorraríamos espectáculos tan lamentables y bochornosos como aquel que, hace unas pocas semanas, implicó a unos padres que se empeñaron en querer prohibir el libro escrito por Ana Frank no por denunciar la barbarie nacionalsocialista, sino por las descripciones que la joven hacía de su cuerpo y sus cambios físicos. 

Su ignorancia, además de atrevida e insultante, a punto estuvo de privar a sus hijos de tener una mentalidad más abierta que la suya, aunque, al final, las escuelas implicadas no cedieron y han mantenido el libro en donde debe estar, ahora y siempre. Y esto es muy importante, porque el legado de Ana Frank, siete décadas después, continúa igual de válido que cuando se publicó, señal de lo poco que hemos aprendido en todos estos años. 

EL DIARIO DE ANA FRANK

Nº de páginas: 384 págs.
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
Editorial: DEBOLSILLO
ISBN: 9788497593069
Precio. 9,95€

lunes, 29 de abril de 2013

LO IMPOSIBLE. EL LIBRO DE LA PELÍCULA



Sumergirse en la lectura de un libro dedicado a contar todas las vicisitudes de la planificación y el rodaje de 
una película es una experiencia tan sobrecogedora como asistir a una sala de cine a ver la película Lo Imposible, dirigida por Juan Antonio Bayona.

Y lo es, porque el libro escrito por Desirée de Fez no es el típico libro de rodaje con muchas fotos, algo de texto y poco más, sino que se trata de un exhaustivo cuaderno de rodaje en el que se tocan cada una de las áreas implicadas en un proceso tan enorme y emocional como lo fue el rodaje de esta película.

Sus enormes y cuidadas páginas –el libro está publicado en formato apaisado- son un deleite para los sentidos no sólo por la selección de fotos, una de las más extensas que he podido ver en un libro de estas características, sino por la calidad de todas y cada una de ellas. Sorprende, en mundo donde el séptimo arte ha perdido las buenas maneras anunciando sus productos –miren, si no, lo vacíos que resultan los cine de ahora, en comparación con los de hace unas décadas- que los responsables de publicar un libro como este se hayan preocupado tanto, precisamente por eso, por cuidar la imagen de una película.

Además, el libro cuenta con toda una serie de entrevistas, en especial con los actores que se embarcaron en una experiencia tan intensa como fue la de revivir uno de las mayores tragedias que han sacudido a la civilización humana a lo largo de su historia, las cuales nos ayudan a entender más y mejor sus motivaciones, una vez aceptado el reto.  Un último elemento que también me parece digno de reseñar es que el libro incluye el guión original de la película, guión que, normalmente, se suele vender en otro libro aparte, pero que luego no aparece exactamente igual en la pantalla de cine.

Tengo asumido que, por mucho que les continúe contando, mi palabras nunca podrán reflejar lo que de verdad supone ir pasando todas y cada una de las páginas, más de trescientas, que componen el libro de Desirée de Fez, publicado por Norma Editorial, aunque sí me gustaría pensar, a pesar de la situación económica en la que estamos inmersos y otros detalles coyunturales, que algunos de ustedes tendrán la curiosidad de ir hasta una librería y poner en sus manos una pequeña joya cinematográfica como lo es este libro.

Mi recomendación es que, primero, se vean la película y una vez terminen de desfilar los títulos de crédito procedan a abrir la primera página del libro y a leer las palabras de Juan Antonio Bayona, director, motor y fuerza vital quien, junto con María Belón, logró hacer que Lo Imposible fuera posible. 

Autor: Desirée de Fez
Colección: CINE
Formato: Cartoné
Tamaño: 33,5 x 24
Páginas: 328
Color: B/N y Color
ISBN: 978-84-679-1016-2
PVP: 29,00€

© Norma Editorial por la imagen de portada 2013


lunes, 8 de abril de 2013

LA MISTERIOSA LLAMA DE LA REINA LOANA


El inimitable Umberto Eco nos presenta una historia que nos podría suceder hoy mismo si, víctimas de un
aparatoso accidente, terminásemos por perder la memoria de los recuerdos.

Presos del pánico, de la incertidumbre, y sin saber muy bien qué está pasando, volveríamos a nuestra antigua casa, que para nosotros sería nueva, a ver a los amigos de toda una vida, a los que nada nos une ya, y solo encontraríamos amparo en los libros, las enciclopedias; es decir, en todo aquello que guarde relación con el saber universal.

O, en palabras del protagonista de esta novela, nos sentiríamos así:-“Creo que es lo que hace un pianista, toca una nota y prepara ya los dedos para darle a la tecla que ha de seguir. Sin las primeras notas, no llegas a las últimas, desafinas, y puedes ir a las últimas solo si en tus adentros, de alguna manera, ya está la canción completa. Yo la canción completa ya no la sé. Soy... como madera que se está quemando. Se quema pero no tiene conciencia de cuando era un tronco intacto, no sabe siquiera que lo era ni cuándo empezó a arder, y tampoco podría saberlo. Así pues, se consume y eso es todo. Yo vivo en pura pérdida.”-

¿Qué harían ustedes?

Giambattista Bodoni, Yambo para los amigos, el personaje principal de esta fascinante novela, accede a volver a la casa en la que pasó su infancia, para ver si rodeado de sus antiguas posesiones consigue recordar quién es. Sin embargo, la búsqueda es larga y difícil, pues debe dibujarse un pasado a través de diferentes objetos, considerados como hipótesis de trabajo.
De esta manera, asistiremos, gracias a la labor casi detectivesca de Yambo, a la reconstrucción del siglo XX, vista desde el punto de vista de alguien que recopila detalles inconexos para intentar darles un orden.

Dividida en tres partes, la obra comienza con el desmemoriado y desorientado Yambo y vamos viendo progresivamente cómo el personaje va saliendo de esa niebla, refugio de sus recuerdos. Mientras, nosotros nos adentramos cada vez más en esta historia que bien podría ser una biografía de cualquiera de nuestros padres o abuelos, si bien es cierto que en España, debido a la dictadura, muchos de los detalles descritos por Yambo eran totalmente impensables.

¡Y todo aderezado con el inconfundible estilo del genial Umberto Eco!

No hay razón para no caer en la tentación de esta nueva obra del autor italiano, y muchas, muchísimas para introducirse voluntariamente en esta niebla mental que todo lo esconde.



La misteriosa llama de la reina Loana
Autor: Umberto Eco
Páginas: 505
Precio: 24€
Editoria: Lumen 

martes, 19 de marzo de 2013

TODOS LOS HOMBRES DEL PRESIDENTE



El nueve de agosto del año 1974, un cariacontecido Richard Nixon abandonaba la Casa Blanca, luego de presentar su dimisión y aceptar que la irrupción en las oficinas centrales del comité nacional del partido demócrata, dos años antes, habían sido mucho más que un simple robo.

Nixon, un presidente que se significó por sus excesos, su lenguaje grandilocuente y una marcada megalomanía -la cual se fue acentuando con el paso de los años- siempre negó que los “ladrones” detenidos por la policía como responsables de asaltar las oficinas demócratas en el edificio Watergate guardaran relación ninguna con el partido republicano, ni con la Casa Blanca.

No obstante, el descubrimiento de un talón por valor de $25000 dólares, el cual fue ingresado en la cuenta de uno de los detenidos, supuso el principio del fin, dado que aquel cheque provenía directamente del comité para la relección del presidente republicano y aquello no era una casualidad.

Partiendo del descubrimiento de aquel talón, dos jóvenes reporteros del Washington Post, Bob Woodward y Carl Bernstein, comenzaron a indagar cuál era la verdadera relación entre la Casa Blanca y el incidente de las oficinas demócratas en el edificio Watergate. Sus pesquisas desvelaron una suerte de conspiración presidencial que acabó con el presidente electo y buena parte de su equipo.

Woodward y Bernstein -ideológicamente separados, pero empeñados ambos en saber las verdaderas motivaciones e implicaciones de la Casa Blanca en todo aquel monumental enredo- debieron hacer frente no sólo a unos sistemas de documentaciones y búsqueda basados en herramientas que hoy nos parecen piezas de museo tanto por su complejidad como por su lentitud, sino con la presión de quienes estaban al tanto de lo que había sucedido en el edificio Watergate y no comulgaban con la idea de ver la verdad publicada en las páginas de un periódico.

Bob Woodward declaró durante una entrevista con el periodista de la cadena televisiva CCN Larry King, en el año 2008, que, a pesar de haberlo votado, cuando tuvo la certeza de que Richard Nixon estaba abusando de su poder y engañando al pueblo americano, no cesó hasta que logró que un personaje de tal calaña abandonara el despacho oval.

Al final, su tremendo empeño y la ayuda de un confidente conocido hasta el año 2005 como “Garganta profunda” –luego se supo que detrás del apodo se escondía quien en esos momentos era el número dos del FBI, W. Maark Felt- acabaron por demostrar que la implicación de Richard Nixon y su gabinete había sido mucho mayor de lo que se pensaba, situación que llevó al presidente a dimitir antes de ser formalmente imputado por la cámara de representantes. 

El escándalo del Watergate se cobró no sólo la figura del presidente electo de los Estados Unidos, sino a 48 de los 69 cargos imputados por dicho asunto.
Luego, el nuevo presidente, Gerald Ford perdonó a Nixon y lo exoneró de toda responsabilidad, una decisión que después le costó perder la campaña por la reelección frente a Jimmy Carter, tres años después.

Todos los hombres del presidente (All the president´s men) supone un lectura apasionante no solamente por el estilo casi detectivesco que destila en buena parte de sus páginas, sino porque demuestra que la prensa, el llamado “Cuarto poder”, puede cambiar nuestra sociedad y, en determinados momentos, librarnos de seres tan deleznables como lo fueran Richard Nixon y todos aquellos que promovieron y toleraron un incidente como el que sucedió en la oficina demócratas del edificio Watergate.

Es cierto que muchos conocieron dicha historia por su adaptación cinematográfica, dirigida en 1976 por Alan J. Pakula e interpretada por Robert Redford y Dustin Hoffman, dando la réplica a Woodward y Bernstein de una forma impecable.

Dada la realidad mediática y política que está viviendo nuestra sociedad, se me antoja un momento perfecto para revisar dicha película y leer, además, las 431 páginas de la versión literaria publicada por la editorial Inédita.  

TODOS LOS HOMBRES DEL PRESIDENTE
Carl Bernstein y Bob Woodward
Nº de páginas: 431 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: INÉDITA
Lengua: ESPAÑOL
ISBN: 9788496364387


  

viernes, 8 de febrero de 2013

GUERRA MUNDIAL Z



Todas las guerras tienen un principio, confuso en la mayoría de los casos, y un fin igualmente confuso por todo lo que ha sucedido hasta entonces. Así ha sido desde los albores de los tiempos y así sería si la humanidad se enfrentara a una guerra contra los muertos vivientes, una Guerra Mundial Z.

Y poco importa que el enemigo se hubiera levantado de sus tumbas y no respondiera a ningún otro dictado que no fuera su primigenio instinto por devorar carne de otro ser.  Por una vez, el ejército al que se enfrentaban los seres humanos ya estaba muerto y sólo quedaba apuntar a la cabeza del cadáver que uno tenía delante si quería lograr detenerle.

Tal circunstancia hizo que la guerra contra los zombis fuera distinta, sin la lógica de las contiendas de antaño, algo que obligó a basar toda la estrategia de defensa en planes tan radicales como convenientes, dejando a un lado lo que dictaba la conciencia si, con ello, la humanidad lograba sobrevivir.

Nombres como Paul Redeker, famoso por el su plan de contingencia ante el inexorable avance de las hordas de muertos vivientes, habían sido tachados, en el pasado, de monstruosos y racistas, pensando solamente para salvar a una minoría, en detrimento del resto. Sin embargo, cuando la guerra estalló, Redeker y su plan se convirtieron en una guía con mayúsculas, ante la incapacidad de los gobiernos y los ejércitos para poder defender a la raza humana.

La realidad demostró que cuando la humanidad debió hacer frente a una amenaza como la de los zombis fueron pocos los que pensaron de manera global, anteponiendo sus pequeñas esferas de influencia al tan cacareado bien común. Una vez que las líneas de defensa cayeron, una tras otra devoradas por el ansia de las hordas zombies, ideólogos como Redeker pasaron de ser unos monstruos a unos salvadores y ya no había marcha atrás. El resto forma parte de la historia.

Estos párrafos son sólo unos apuntes del libro Guerra Mundial Z, escrito por Max Brooks en el año 2006. El subtítulo del libro “una historia oral de la guerra zombi” refleja muy bien el contenido de sus páginas, dado que éste se compone de una serie de entrevistas a personajes que, de algún modo tuvieron que ver, o vivieron en primera persona, muchos de los acontecimientos que se desarrollaron durante dicha contienda.

Brooks utiliza una prosa cercana a la crónica periodística y va desgranando, desde los albores de la guerra hasta el momento en el que la humanidad logró recuperar la iniciativa del conflicto. Lo mejor de su lectura es que si se cambian los zombis por cualquier otra amenaza, el trabajo de Brooks refleja las tensiones, las motivaciones y los errores de cálculo que, día a día, se cometen en nuestro mundo.

Guerra Mundial Z demuestra que ni siquiera ante una amenaza tan real y despiadada como la de un ejército de zombis, la humanidad fue capaz de ponerse de acuerdo. Da la sensación de que la verdadera amenaza no eran los muertos vivientes sino los líderes arbitrarios, los mandos militares incapaces de admitir sus errores y todos aquellos que no se resignaban a perder su influencia en las sombras.

Por ello, Guerra Mundial Z es válido tanto para los amantes del género como para quienes disfrutan con las crónicas de una contienda, aunque ésta sea una invención del escritor. Luego están las dobles lecturas, pero eso es cuestión de cada uno. 

GUERRA MUNDIAL Z 
MAX BROOKS
Nº de páginas: 464 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: ALMUZARA
ISBN: 9788496968813
Precio: 18€

martes, 22 de enero de 2013

SHOP TALK. Conversaciones con Will Eisner & THE SPIRIT FEMME FATALES de Will Eisner



Para todos aquellos que amamos el noveno arte, la figura de Will Eisner representa una de las piedras angulares del lenguaje secuencial por méritos propios. Su trabajo, tanto en la faceta de dibujante de un personaje capital como lo es The Spirit, así como en la de teórico y estudioso del noveno arte supone un legado difícil de igualar desde que el cómic empezó su singladura como medio de expresión. 

Por añadidura, Will Eisner también gustaba de hablar con sus compañeros de profesión sobre distintos aspectos del noveno arte y de la industria que lo sustenta.
Dichas conversaciones, publicadas de forma periódica en la revista Spirit y en la publicación Will Eisner´s Quaterly, reunían al genial creador con autores tan consagrados como Neal Adams, Gil Kane, Joe Simon, Joe Kubert, Harvey Kurtzman, Milton Caniff, Steve Canyon, y Jack “King” Kirby.

Ni que decir tiene que leer dichas conversaciones se me antoja como una experiencia única no sólo por la validez y la genialidad de los contertulios, sino porque, gracias a sus vivencias, los más jóvenes podemos conocer los entresijos del mundo gráfico en las ya lejanas décadas de los años cuarenta, cincuenta, sesenta y setenta del pasado siglo XX.

El libro Shop Talk, publicado por Norma Editorial, ofrece la posibilidad de conocer, de primera mano, las vivencias, inquietudes y opiniones de algunos de los mayores creadores del arte gráfico, gracias a las cuales, el lector va viendo cómo buena parte de la historia del noveno arte transcurre ante sus ojos. 

Pocas veces el mundo gráfico ha desvelado tantos “secretos” de una forma tan agradable, didáctica y ocurrente, por lo menos hasta la llegada de Kevin Smith, digno sucesor de Will Eisner en el arte de juntarse con otros compañeros de profesión para luego contar mil y una peripecias profesionales.

Y ya que estamos hablando de Will Eisner, no se me antoja mejor ocasión que ésta para hablar de la última novedad publicada por Norma Editorial, con The Spirit por protagonista.
The Spirit Femme Fatales recoge algunas de las mejores historias del personaje, historias que tienen que ver con otras tantas féminas de dudoso pasado, mente perversa y sensualidad desatada, las cuales solían aparecer en sus aventuras. 

Personajes como Sylvia Satin “Silk”, la omnipresente P´gell, Plaster de Paris o la no menos peligrosa Saare se han convertido, con el paso de las décadas, en protagonistas con mayúsculas dentro del universo del justiciero enmascarado al que todos conocen como The Spirit.
Mención aparte merece Ellen Dollan, la hija del comisario de policía, mucho más cabal que las anteriormente citadas, pero capaz de sacar las uñas con tal de defender a su hombre. 

The Spirit Femme Fatales recopila un total de 23 historias a color, fechadas entre 1940 y 1949, que nos demuestran la maestría de Will Eisner para desarrollar sobre el papel historias teñidas del cine negro del Hollywood más clásico, poblado de las grandes divas del celuloide, muchas de las cuales encontraron su versión gráfica en las páginas dibujadas por el artista.

Shop Talk y The Spirit Femme Fatales es un inmejorable e imprescindible programa doble para todos aquellos que disfrutan con una buena combinación de imágenes y texto, de la mano y el talento del gran Will Eisner.

SHOP TALK: CONVERSACIONES CON WILL EISNER


Autores: Will Eisner
Colección: WILL EISNER
Formato: Rústica con solapas
Tamaño: 15,2 x 22,6
Páginas: 336
Color: B/N
ISBN: 84-9814-120-6
PVP: 15,00€

THE SPIRIT. FEMMES FATALES
Autores: Will Eisner
Colección: WILL EISNER
Formato: Rústica
Tamaño: 17 x 26
Páginas: 192
Color: Color
ISBN: 978-84-679-1061-2
PVP: 15,00€



The Spirit © Will Eisner 2013
Shop Talk & The Spirit Femme Fatales © Norma Editorial por la edición española 2013

Agradezco a Eduardo Serradilla Sanchis la cesión de esta columna.