jueves, 9 de agosto de 2012

LA JUGUETERIA ERRANTE. UN MISTERIO PARA GERVASE FEN

Richard Cadogan, poeta inglés de cierto prestigio, se frotaba los ojos y miraba atónito la fachada del establecimiento de ultramarinos –Winkwoth´s- que se alzaba delante de sus narices. Un hecho como éste no debería haber tenido mayor importancia de no ser porque, la noche antes, aquella tienda era una juguetería, no una tienda que ofrecía viandas al comprador. Entonces, ¿si la noche antes, en aquel mismo lugar, se alzaba una juguetería, dónde había ido a parar?

Ante un misterio de tal magnitud, Richard Cadogan podía haberse encaminado hasta la comisaría de Scotland Yard más próxima. Incluso ver si Sherlock Holmes tenía unos minutos libres… No obstante Cadogan pensó que el misterio de una juguetería errante sería un reclamo más que suficiente para que su amigo el profesor Gervase Fen, titular de Inglés y Literatura del St. Christopher´s College, en la universidad de Oxford, se prestara a brindarle su ayuda.

Fen, a pesar de la institución en la que trabajaba, no era para nada el prototipo de intelectual distante y ensimismado en su propio mundo. Por el contrario, el espigado y decidido profesor, a los mandos de su destartalado y rugiente deportivo carmesí, conocido éste como Lily Christine III, se asemejaba más a un bohemio aventurero que a un académico de Oxford. Encima, su querencia hacia los misterios ocultos, los crímenes sin resolver y las desapariciones imposibles lo presentaban como el mejor interlocutor para encontrar alguna luz ante el dilema que se le presentaba al desorientado cerebro de Richard Cadogan.

No es de extrañar, por lo tanto, que, una vez que Fen conoció -por boca de su amigo Cadogan- el misterio de la juguetería errante, ambos se sumergieran en una cinemática y descacharrante aventura, la cual los condujo hasta la verdad que escondía aquel establecimiento que, primero estaba y, unas horas después, había desaparecido.

La Juguetería Errante. Un misterio para Gervase Fen es una sensacional y divertida novela de misterio escrita, en 1946, por Edmund Crispin, seudónimo de Bruce Montgomery. Montgomery, al igual que su personaje Gervase Fen, estudió lenguas modernas en Oxford, escenario habitual en sus posteriores trabajos literarios. Su prosa es sencilla y amena, pero, de tanto en tanto, ésta es secundada por referencias a la literatura universal y la mitología universal, tan del gusto del autor. Dicha tendencia hacia el academicismo no es óbice para que el sentido del humor fluya a lo largo de la narración, merced a sus desternillantes descripciones, especialmente cuando Fen está a los mandos de su bólido, ante el espanto de los viandantes y de quienes lo acompañan.

Con la salida a la venta de La juguetería errante, la editorial Impedimenta comienza la publicación de las obras del escritor británico, quien escribió un total de nueve novelas y dos colecciones de cuentos, todos protagonizados por su heterodoxo, pero resolutivo detective, Gervase Fen. Hay que destacar la cuidada y delicada presentación del libro, inmersos como estamos en una época de cambios y transformaciones dentro del mundo editorial, con el mundo digital tocando a la puerta.

Por estas dos razones, la calidad de la obra -que ya lleva cinco ediciones- y el cuidado de la edición, La Juguetería Errante se me antoja una elección ideal para disfrutar de una buena lectura, durante las vacaciones, en otoño o en una gélida tarde de invierno.

Autor: Edmund Crispin
Libro de 320 páginas.
Encuadernación rústica, con sobre cubierta
ISBN: 978-84-15130-20-8
Precio: 22, 20€
Editorial: IMPEDIMENTA (www.impedimenta.es)