martes, 30 de octubre de 2012

¿QUIERES SER EL MECENAS Y, ADEMÁS, EL PROTAGONISTA DE UNA NOVELA ZOMBI?

Hoy es 31 de octubre, la noche de Halloween, donde seres de ultratumba, monstruos de leyenda, muertos putrefactos y Jack Skellintong pululan por cementerios, cloacas y calles de buena parte del mundo conocido y, dicen que, civilizado. Por supuesto que no me olvido de los señoriales vampiros, los apesadumbrados licántropos y las brujas de afilada barbilla y sinuosa escoba.

¿Y que me dicen de los muertos putrefactos que ya nombré anteriormente, también conocidos como zombis, walkers, caminantes o…? ¿Se imaginan que fuera real la pesadilla de un mundo lleno de estos seres, ansiosos por devorarte crudo, sin tan siquiera un poco de sal?

Pues ahora, y gracias a una ingeniosa propuesta de mecenazgo editorial promovida por la editorial Dolmen, se puede vivir dicha pesadilla, aunque sólo sea dentro de una novela.
La idea es que quien quiera puede ayudar a que la saga Apocalipsis Island -cuatro novelas hasta el momento y otra en camino, todas dentro la línea Z de Dolmen Editorial- continúe y, de paso, poder ser desde el protagonista de la historia hasta aparecer retratado en la portada del libro.

En esta nueva entrega de Apocalipsis Island vemos cómo, 20 años después de la Primera Plaga Zombi, la humanidad debe enfrentarse a un nuevo resurgir de los muertos vivientes. Un grupo de supervivientes -los mecenas- se refugiarán en unos grandes almacenes. Es ahí donde comienza la verdadera aventura.

Cierto es que el grado de protagonismo dependerá del aporte económico, pero la más mínima ayuda tiene una atractiva contraprestación, cosa que no suele ser habitual en un mercado como el español, tan poco interesado en atraer al público objetivo salvo para que haga de consumidor pasivo sin mayor involucración para con el producto final.
Si quieres más información o lanzarte a la aventura, haz clic en estos dos enlaces:

http://www.verkami.com/projects/3350-se-el-protagonista-de-la-novela
http://www.verkami.com/projects/3350

El resto corre por cuenta de quien quiera vivir, más de cerca, el apocalipsis zombi que, cada vez, reclama más y más adeptos de cualquier tipo, condición o ubicación geográfica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada