miércoles, 12 de diciembre de 2012

Edgar Rice Burroughs escribió en una de las aventuras literarias de su inmortal personaje Tarzán el mundo sería un lugar más tranquilo y silencioso si las personas solamente hablaran lo justo y necesario para comunicarse y se olvidaran de toda la palabrería banal e inútil que se empeñan en soltar por su boca.

Ignoro si Adolph "Harpo" Marx conocía esa cita del literato americano, pero su vida estuvo marcada por esa sentencia, tanto que todos creímos que era mudo cuando, en realidad, no lo era. Según sus propias palabras, la decisión de no hablar y comunicarse gracias a los sonidos emitidos por su inolvidable bocina y sus expresivos y enormes ojos le vino tras comprobar lo mal que sonaba su voz, en comparación con la del resto de sus hermanos, conocidos todos como Marx Brothers o los Hermanos Marx.

Harpo Marx era una de esas extrañas personas que disfrutaba asistiendo de oyente a una buena conversación, ya fuera en la abarrotada casa familiar, en los camerinos de un destartalado teatro o en los salones de uno de los lujosos hoteles en los que el actor disfrutó de sus veladas, una vez que el éxito se convirtió en la moneda de cambio habitual para sus hermanos y él mismo. Para Harpo, escuchar era un arte y, aunque no siempre permanecía callado, el silencio siempre fue un bien muy preciado para un actor que logró crear el arquetipo del mimo moderno, dentro del ámbito cinematográfico.

Nadie como él, acompañado de sus dos hermanos Chico y Groucho ha logrado personificar el disparate y el esperpento de la forma en la que Harpo logró hacerlo. ¿Quién no recuerda sus desplantes delante de la autoridad, la burla constante hacia las normas sociales y el descaro con el que lograba salir de cada situación, sin perder la sonrisa?

¡Harpo Habla! es más que un libro de sus memorias como actor y comediante. ¡Harpo Habla! es un sincero y ocurrente recorrido sobre su vida, su familia, sus gustos, querencias, errores y aciertos, contados con una claridad y lucidez de ideas que ya quisieran muchos pensadores y estadistas para sí. Se habla mucho de la revolución “Marxista” refiriéndose a la filosofía vital expuesta por los hermanos Marx en sus espectáculos y películas, pero, en realidad, tanto Harpo como su no menos trasgresor hermano Groucho demuestran con sus escritos que la vida les enseñó a ser personas, en el más amplio sentido de la palabra, y, además, les enseño cómo contarlo todo después.

¡Harpo Habla! es un libro ideal para leer en cualquier circunstancia, momento y ocasión, sobre todo ahora que la situación es la que es y las cosas no parecen tener visos de solucionarse pronto. Puede que el tiempo no sea el mismo, pero seguro que algunas de las experiencias vividas por el hermano Marx mudo les enseñan alguna que otra triquiñuela para seguir adelante.  

¡HARPO HABLA!
Autor: Adolph “Harpo” Marx
Nº de páginas: 640 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: SEIX BARRAL
ISBN: 9788432228773
Precio: 25 euros


miércoles, 21 de noviembre de 2012

BOND. Cars & Vehicles & Books

Las aventuras del agente secreto James Bond 007 siempre han estado marcadas por los continuos viajes alrededor del globo, los malvados más perversos y las féminas más atractivas. No obstante, desde que el personaje diera el salto hasta la gran pantalla, un nuevo elemento definitorio se sumó a las aventuras del personaje creado por Ian Fleming; es decir, los espectaculares y exclusivos automóviles que circulan en sus películas.

De todos ellos, el más recordado, nombrado y deseado ha sido el Aston Martin DB5, vehículo que debutó en Goldfinger (1964), tercera de las adaptaciones cinematográficas del personaje literario. Su impresionante diseño, su aspecto indómito y su amplia galería de artilugios –entre los que destaca el asiento que puede expulsar al piloto, similar al que llevan instalados los cazas a reacción- lo han convertido en uno de los iconos de la saga.

Junto a él destaca el Lotus Esprit S1, cuya versión submarina apareció en LA espía que me amó (1977), una de las más espectaculares producciones de cuantas forman la ya larga lista de películas protagonizas por 007.

En 1987, el DB5 fue sustituido por el modelo Aston Martin V8, capaz de compararse por versatilidad y número de artilugios instalados en su interior con el mítico DB5, aunque las cosas hubieran cambiado en el mundo de los espías.
Después llegó BMW 750iL (Tomorrow never die); el también BMW, modelo Z8 (The world is not enough); y, en los últimos tiempos, el nuevo y no menos impresionante Aston Martin DBS (Casino Royal y Quantum of Solace).

Sin embargo, las películas de James Bond también han estado marcadas por otros vehículos, tales como la resolutiva y expeditiva “Littel Nellie” (You only live twice); el furtivo y esquivo Acrostar (Octopussy); o el versátil Q Boat (The world is not enough), fiel reflejo de la filosofía y las enseñazas de Q -el armero y mentor de 007- a lo largo de más de tres décadas.

Todo esto y muchas más cosas se pueden encontrar en el entretenido y ameno libro BOND Cars & Vehicles (ISBN-13: 978-1405355353) escrito por Alastair Dougall para la editorial DK. Su atractivo diseño, su cuidada selección de imágenes y los claros y precisos datos que lo acompañan lo convierten en un ejemplo de cómo se deben presentar este tipo de propuestas.
Además, su precio, unos 15 euros, no supone ninguna barrera para un lector cualquiera, lejos de los altos y disparatados precios que este tipo de libros solía tener en un pasado no tan lejano.

Este mismo mes de noviembre del año 2012 se han comercializado, con motivo del estreno de Skyfall, la aventura cinematográfica número 23 del literario agente secreto, una serie de libros, los cuales también celebran el 50 aniversario del nacimiento del personaje.
Uno de estos libros es: James Bond 50 years of Movie Posters (Dorling Kindersley. 978-1405356800) y que realiza un detallado recorrido por los icónicos carteles cinematográficos del agente 007.

Bond on Bond (Michael O'Mara Books. 978-1843178613) es una excusa, como otra cualquiera para que sir Roger Moore cuente, en primera persona, sus experiencias mientras daba la réplica al comandante James Bond. El libro no sólo recoge sus aventuras cinematográficas, las cuales le llevaron de un lado a otro del mundo durante más de una década. Es, además, una oportunidad para que el lector conozca, más a fondo, los entresijos que rodeaban la producción de dichas películas.

El último de los libros que acaban de ser publicados es Bond On Set Filming Skyfall (Dorling Kindersley. 978-1405356787) un making-off de la última aventura cinematográfica aunque con una calidad muy superior a la media, tal y como ya ocurrió con los dos anteriores libros, dedicados a las anteriores películas protagonizadas por Daniel Craig.

Y, por supuesto, para quienes no las conozcan todavía, siempre están las novelas originales, escritas por Ian Frleming. Si me lo permiten, dos recomendaciones; Al servicio secreto de su majetad (On Her Majesty's Secret Service) y Vive y deja morir (Live and Let Die),


J is for James © Stanley Chow 2012

martes, 30 de octubre de 2012

¿QUIERES SER EL MECENAS Y, ADEMÁS, EL PROTAGONISTA DE UNA NOVELA ZOMBI?

Hoy es 31 de octubre, la noche de Halloween, donde seres de ultratumba, monstruos de leyenda, muertos putrefactos y Jack Skellintong pululan por cementerios, cloacas y calles de buena parte del mundo conocido y, dicen que, civilizado. Por supuesto que no me olvido de los señoriales vampiros, los apesadumbrados licántropos y las brujas de afilada barbilla y sinuosa escoba.

¿Y que me dicen de los muertos putrefactos que ya nombré anteriormente, también conocidos como zombis, walkers, caminantes o…? ¿Se imaginan que fuera real la pesadilla de un mundo lleno de estos seres, ansiosos por devorarte crudo, sin tan siquiera un poco de sal?

Pues ahora, y gracias a una ingeniosa propuesta de mecenazgo editorial promovida por la editorial Dolmen, se puede vivir dicha pesadilla, aunque sólo sea dentro de una novela.
La idea es que quien quiera puede ayudar a que la saga Apocalipsis Island -cuatro novelas hasta el momento y otra en camino, todas dentro la línea Z de Dolmen Editorial- continúe y, de paso, poder ser desde el protagonista de la historia hasta aparecer retratado en la portada del libro.

En esta nueva entrega de Apocalipsis Island vemos cómo, 20 años después de la Primera Plaga Zombi, la humanidad debe enfrentarse a un nuevo resurgir de los muertos vivientes. Un grupo de supervivientes -los mecenas- se refugiarán en unos grandes almacenes. Es ahí donde comienza la verdadera aventura.

Cierto es que el grado de protagonismo dependerá del aporte económico, pero la más mínima ayuda tiene una atractiva contraprestación, cosa que no suele ser habitual en un mercado como el español, tan poco interesado en atraer al público objetivo salvo para que haga de consumidor pasivo sin mayor involucración para con el producto final.
Si quieres más información o lanzarte a la aventura, haz clic en estos dos enlaces:

http://www.verkami.com/projects/3350-se-el-protagonista-de-la-novela
http://www.verkami.com/projects/3350

El resto corre por cuenta de quien quiera vivir, más de cerca, el apocalipsis zombi que, cada vez, reclama más y más adeptos de cualquier tipo, condición o ubicación geográfica.

miércoles, 17 de octubre de 2012

EL LAMA BLANCO: EDICIÓN INTERGRAL.

Resulta terriblemente complejo analizar una obra tan rica en matices e imaginería como El Lama Blanco. No en vano, su guionista Alejandro Jodorowsky atesora en su cabeza unos conocimientos más propios del hombre renacentista y/ o ilustrado que de la cultura contemporánea actual.
Además, sus vastos conocimientos sobre las religiones y cultos de los humanos –en este caso sobre el budismo- le permiten componer un fresco excepcional sobre aquellos elementos que sirven de base para el eje central de la obra que estamos comentando.

Leer El Lama Blanco supone, para el lector, un viaje hasta el mismo corazón de los monasterios que otrora florecían en las faldas de las escapadas montañas del Tibet.
Puede que uno de los requisitos indispensables para poder disfrutar de esta obra, en su totalidad, sea el despojarse del legado católico que planea por nuestra sociedad, sobre todo para las generaciones que vivieron bajo el férreo control de la iglesia afín al régimen –y que aparece simbolizado en el fanático pastor que pretende enseñarle a los habitantes de aquellas tierras “el manual del buen creyente”- Una vez logrado, se pueden conocer cuáles son los pilares de la religiosidad budista. En cierto modo, el camino que deberá recorrer el joven Gabriel Marpa, un Tchilinga - hombre blanco- adoptado por el matrimonio formado por Kuten y Atma tras la muerte de sus padres, es similar al que se debe emprender al abrir la primera página de una obra como ésta.

Jodorowsky no sólo nos presentará la sociedad imperante en un lugar tan lejano como el Tibet sino que nos dejará bien claro que al lado de frutas idóneas para ser degustadas hay otras tan podridas y corrompidas como en cualquier comunidad humana.
Quizás quienes mejor simbolizan la bajeza moral en un lugar presidido por la espiritualidad que emana de los templos son El Gyalpo y Kesang, este último hermano de Kuten. Ambos son la cara de una misma moneda, aunque sus acciones serán definitorias para el desarrollo de la obra. En lo que ambos coinciden es en no entender el “capricho” que los dioses dispensan a un ser blanco y rubio como Gabriel.
Su falta de fe y exceso de apego por todo lo terrenal serán el contrapeso utilizado por el guionista para potenciar las cualidades de Gabriel Marpa, envoltorio corporal escogido por el gran Lama Mipan para regresar reencarnado, como marca el ciclo de la vida según la religión budista, de nuevo entre los hombres.

Tras la muerte de su padre, a manos de un Yeti que se aleja de la imagen clásica del “abominable hombre de las nieves” para transformarse en una criatura perseguida por el capricho de los seres humanos, Gabriel comenzará su travesía para transformarse en monje, mientras es arrancado de la única vida que conocía.
Por fortuna para él, hasta ese instante, su vida ha estado tutelada por el recto, pero fiel Tzu-La, encargado por el espíritu del gran Lama para preparar, en secreto, al joven aprendiz en su nueva y complicada vida.
Nada más llegar, Gabriel se dará cuenta de dos cosas; es decir, de lo útil de su entrenamiento con Tzu-La y cómo la corrupción humana ha llegado hasta las misma entrañas de la lamasería que debería convertirse en su nueva morada. Allí Gabriel conocerá a Migmar el traidor y sus acólitos llegados desde la cercana China, avanzada de una profecía que amenaza con acabar con los mismos cimientos del Tibet.

Serán momentos duros, desconcertantes, llenos de altos y bajos y que no terminará como hubiese deseado Marpa. Sin embargo, la vida le tiene guardada muchas otras sorpresas, algunas lejos de allí, y otras que podrán en juego sus más profundas creencias.
Al final el viaje que antaño emprendiera un desorientado joven extranjero lo llevará hasta un plano de consciencia, reservado para quienes han logrado despojarse de esencia terrenal y ascender hasta el plano astral, cúspide de la espiritualidad.

Y si elevada y armoniosa es la prosa regada en las páginas del Lama Blanco por Alejandro Jodorowsky, no menos cuidado es el apartado gráfico. Su responsable, el dibujante George Bess nos sorprende, página a página, viñeta a viñeta, con unos dibujos llenos de un detallismo extremo y que rivalizan con instantáneas tomadas por un viajero de aquella época. Su composición de página aporta el ritmo narrativo necesario para que nada quede sin contar. Bess realiza un ejemplar trabajo, queriendo igualar, en intensidad y dedicación, a la épica y espiritual historia escrita por Jodorowsky.

La ejemplar edición de la editorial Rossell -la cual recopila los seis números originales que conforman la obra completa, publicados entre 1.988 y 1.993- para un cómic considerado “de culto” entre los aficionados al noveno arte se completa con un Cuaderno de viaje, mezcla de resumen socio-político del Tibet –desde principios del siglo XX- y de block de notas donde se reproducen bocetos previos, estudio de personajes y una galería de imágenes realizadas por George Bess.
Es el broche final para una de las obras más importantes de la literatura gráfica contemporánea y regresó al mercado español, gracias al magnífico trabajo de la ya desaparecida editorial Rossell.

Guión de Alejandro Jodorowsky
Dibujo de George Bess
Álbum tapa dura de 304 páginas. Serie numerada de 2.050 ejemplares
Zeppelin Novela Gráfica/ Ediciones Rossell Fantasy Work, S.L.

viernes, 28 de septiembre de 2012

LOS JUEGOS DEL HAMBRE

No puedo conocer todas las motivaciones que llevaron a la escritora Suzanne Collins a escribir una historia como Los Juegos del hambre (Hunger Games) y situarla en un entorno como el que se desarrolla.
Cierto es que las historias que se mueven en una distopía o antiutopía han sido del gusto de los escritores que han cultivado la literatura de género desde hace décadas, aunque su mayor eclosión tuvo que ver con el final de la Segunda Guerra Mundial y el comienzo de la guerra fría.

No obstante, con la caída del muro de Berlín y el final de la confrontación entre los dos grandes bloques, por lo menos de manera aparente, este tipo de historia cayó un poco en desuso, aunque se viviera un espejismo y no una realidad.
No obstante, con la llegada de la globalización y el aumento de las desigualdades entre los países, la distopía reapareció, de nuevo, en el tablero de juego, aunque tamizada con otros elementos diferenciadores. En este caso ya no se temía a la cacareada Tercera Guerra Mundial, sino al expolio económico de unos pocos en detrimento de una gran mayoría, prácticamente el 95% de la población mundial.

Y es, precisamente, sobre la base de una opresión liderada por un selecto y adinerado grupo de personas -el cual apoya a un estado totalitario que ejerce el control absoluto sobre el resto de la población, llegando a organizar unos sangrientos juegos, los Juegos del Hambre, pero bajo una fachada de benevolencia- sobre la que se apoya la obra de Collins.

Hay quienes opinan que la trilogía de Suzanne Collins sólo es una excusa para mostrar el amor juvenil entre Katniss Everdeen y Peeta Mellark, los tribunos del Distrito 12. No obstante, su relación y todo lo que deben pasar mientras se enfrentan con el resto de los tribunos participantes en los Juegos del Hambre son sólo la excusa para que la escritora desgrane muchos de los problemas que, hoy en día, atenazan a nuestras sociedades contemporáneas.

La misma forma en la que los dirigentes del Capitolio, la ciudad desde la que se dirige el Panem, utilizan la televisión y a su presentador estrella, Caesar Flickerman, es una exageración cada vez más real de lo que ocurre en muchos países que llenan sus parrillas con la telebasura más maloliente.

Incluso las leyes que obligan a ver el resumen final de los Juegos del Hambre -una sangrienta sucesión de mutilamientos, asesinatos y excesos orquestados por los organizadores del evento- recuerdan a los eventos llamados “de interés general” programados sólo para lograr la mayor audiencia, pero sin escatimar la “carnaza sensacionalista” tan del gusto de muchas de las televisiones de nuestro país.

¿Y qué me dicen de la ciudad de Capitolio, llena de colores estridentes, esperpénticos habitantes y excesos hasta donde alcanza la vista? ¿No les recuerda a esos programas donde los ricos más horteras y pretenciosos enseñan sus mansiones, las cuales son sólo un mausoleo a su mal gusto y a su desmedido afán por el derroche?

Con todo esto, no quiero decir que la autora no sepa definir a sus personajes, o que no les dedique el tiempo necesario para que los lectores sepan quiénes son Katniss y Peeta y el resto de los personajes que se mueven a su alrededor. Lo que quiero decir es que Los Juegos del Hambre tiene dos lecturas, perfectamente integradas en su narración y la una sin la otra no lograría atraer la atención del lector, de no ser por su acertada combinación.

Al final, uno de convierte en otro de los mudos espectadores que deben asistir a la muerte de un grupo de jóvenes condenados a luchar por sus vidas, gracias al capricho de una insensible y codiciosa élite que brinda con champán mientras el resto de Panem, lo que queda del mundo tras una cruenta guerra, sobrevive con lo mínimo.

Quizás el mejor ejemplo de ello sea el instante en el que Katniss se debe presentar ante los posibles patrocinadores, ricachones que disfrutan “apadrinando” a un tribuno- para así prologar la agonía de los juegos y obtener una buena suma, fruto de las apuestas.
Kastniss, tras presentarse, trata de demostrar su valía con el arco. Al principio, los nervios le traicionan y su flecha acaba muy lejos del blanco. Tras un segundo intento, su flecha encuentra el camino hasta el centro de la diana, pero los patrocinadores ya han dejado de preocuparse por ella. ¿Solución?...Una manzana, sujeta en la boca de un lechón que los allí reunidos se disponen de devorar con la gula que les caracteriza. ¿Se imagina lo que se le ocurrirá a Kastniss?

Si quieren saber lo que pasa y cómo se desarrolla una historia tan atractiva como actual, los Juegos del Hambre merece formar parte de su biblioteca, a pesar de la desmesurada subida de los impuestos sobre los libros publicados en nuestra geografía.

LOS JUEGOS DEL HAMBRE (Hunger Games)
Susanne Collins
Libro de 396 páginas
Precio: 18 euros
ISBN: 978-84-2720-212-2
Traducción: Pilar Ramírez Tello
Imagen de la cubierta: Sinsajo con diseño original de Tim O’ Brien
Editorial Molino

martes, 11 de septiembre de 2012

NOSOTROS LOS CATALANES

En unos momentos en los que el estatuto catalán y el afán independentista de dicha comunidad, se utiliza como arma arrojadiza por los principales partidos del panorama político español, resulta un buen momento para repasar NOSOTROS LOS CATALANES, del duo Pérez Navarro-Jan.

Esta obra gráfica -se puede considerar más un libro de historia de Cataluña que una narración secuencial al uso- fue publicada en los primeros años de la transición española. En aquellos momentos de profundos cambios sociopolíticos publicar un libro que narrara, en clave de humor, pero sin perder por ello el rigor, la historia de la comunidad catalana se presentaba como una opción más que válida.

Pérez Navarro, principal impulsor de la idea, se puso en contacto con un editor francés –Monsieur Fevre- con quien mantenía una relación profesional en aquellos años. El mentado editor francés había fundado dos editoriales, cada una a ambos lados de los pirineos y en ella trabajaban un buen número de autores españoles. Tras una reunión mantenida en Barcelona el proyecto tomó carta de identidad en dos álbumes de 48 páginas, realizados al alimón con el dibujante Juan López Fernández –Jan-. Sin embargo, cuando parte del primer número estaba terminado, Fevre les comunicó a sus responsables que de lo hablado nada y que tendrían que plantear el trabajo para un álbum de 64 páginas. Además, sólo se publicaría una edición es castellano en vez de las originalmente previstas –en castellano y catalán- lo que restaba trascendencia al proyecto original.

Al final, y tras tener que reorganizar buena parte del guión, en especial dejando atrás contenidos sobre el medievo catalán, tan del gusto de Pérez Navarro, los autores se vieron obligados a condensar buena parte de la historia de la comunidad catalana sin poder desarrollarla como estaba previsto en un principio.
NOSOTROS LOS CATALANES fue publicado en el año 1.978 con una reducida tirada, y se tuvo que enfrentar, además, con los problemas que ocasionaba el no tener una red de librerías especializadas como las que hay en la actualidad.

El resultado es que la obra pasó sin pena ni gloria, privando a la generación de la transición de conocer la realidad de una de las comunidades autónomas españolas con mayor peso histórico de las que conforman nuestra geografía.
Por fortuna, y en unos momentos en los que todos –en especial los cargos electos- teorizan sobre la realidad de Cataluña sin saber muy bien de qué hablan, la editorial Glénat ha decidido rescatar esta obra, partiendo de la edición original publicada por la editorial Plan S.L. que todavía se conserva, dado que los originales desaparecieron con el mentado monsieur Fevre.
Para ello, se ha respetado la obra original, mejorando el color, la calidad de la impresión y algunos de los textos escritos por Pérez Navarro para tratar de equilibrar en su totalidad una obra tan de actualidad como bien desarrollada.

Lo que queda claro, tal y como comenta el responsable de la edición, Antonio Martín, es el acierto de Pérez Navarro, con el tema y el momento, con buen ojo de guionista y criterio de periodista –o simple sentido de la oportunidad, si se prefiere-, al redactar una obra como ésta.

Pérez Navarro ejerce la labor de narrador permanente, que suele representar al pueblo y que, como en las representaciones isabelinas del teatro de Shakespeare, se dirige frontalmente al lector... Por otro lado recurre a la acción propiamente dicha, que desarrollan los protagonistas de cada periodo y/ o reinado: los propios reyes, su nobleza, el clero, los enemigos y los malos de turno.

En cuanto a la parte gráfica, Jan realiza un trabajo minucioso, detallado y brillante, logrando que cada viñeta sea un auténtico fresco de la época, mientras cuida cada encuadre, plano y detalles del entorno. Esto no quita que se incluyan elementos que no son propios de la época en cuestión, buscando el chiste y la situación disparata que impregna toda la obra.

NOSOTROS LOS CATALANES es, en resumen, una obra compleja por la cantidad de texto que figura en cada una de sus páginas y está planteada con todo el rigor necesario para una obra histórica de estas características. Además, durante su lectura queda clara la tremenda compenetración que existió entre sus autores, por lo que se tiene la sensación de que ambos hubiesen creado juntos el gag, el dibujo, el texto y su resolución en un todo armónico en el que el chiste literario se completa con el chiste gráfico.

Es, sin duda, una obra de rabiosa actualidad, la cual se debiera incluir en los temario de estudio para los estudiantes de enseñanzas medias y de buena parte de los políticos que pretenden vendernos “cuentos de brujas” en vez de revisar las bases históricas de la mentada comunidad catalana.

Les recomendamos que lo lean con una libreta cerca para así poder apuntar los nombres de cuantos reyes aparecen en la narración y no se pierdan en algún momento.
Y como muy bien expresa el último texto de la obra Ahora chicos... continuemos con la historia

Guión: Francisco Pérez Navarro
Dibujo: Jan
Formato: Album tapa dura de 68 páginas a color
Edición en castellano y en catalán.
Editorial Glénat
Precio: 14 Euros.


(C) Jan por el dibujo de portada y Francisco Pérez Navarro por el guión de la obra original. 2012

(C) Glenat por la edición de la obra. 2012

jueves, 9 de agosto de 2012

LA JUGUETERIA ERRANTE. UN MISTERIO PARA GERVASE FEN

Richard Cadogan, poeta inglés de cierto prestigio, se frotaba los ojos y miraba atónito la fachada del establecimiento de ultramarinos –Winkwoth´s- que se alzaba delante de sus narices. Un hecho como éste no debería haber tenido mayor importancia de no ser porque, la noche antes, aquella tienda era una juguetería, no una tienda que ofrecía viandas al comprador. Entonces, ¿si la noche antes, en aquel mismo lugar, se alzaba una juguetería, dónde había ido a parar?

Ante un misterio de tal magnitud, Richard Cadogan podía haberse encaminado hasta la comisaría de Scotland Yard más próxima. Incluso ver si Sherlock Holmes tenía unos minutos libres… No obstante Cadogan pensó que el misterio de una juguetería errante sería un reclamo más que suficiente para que su amigo el profesor Gervase Fen, titular de Inglés y Literatura del St. Christopher´s College, en la universidad de Oxford, se prestara a brindarle su ayuda.

Fen, a pesar de la institución en la que trabajaba, no era para nada el prototipo de intelectual distante y ensimismado en su propio mundo. Por el contrario, el espigado y decidido profesor, a los mandos de su destartalado y rugiente deportivo carmesí, conocido éste como Lily Christine III, se asemejaba más a un bohemio aventurero que a un académico de Oxford. Encima, su querencia hacia los misterios ocultos, los crímenes sin resolver y las desapariciones imposibles lo presentaban como el mejor interlocutor para encontrar alguna luz ante el dilema que se le presentaba al desorientado cerebro de Richard Cadogan.

No es de extrañar, por lo tanto, que, una vez que Fen conoció -por boca de su amigo Cadogan- el misterio de la juguetería errante, ambos se sumergieran en una cinemática y descacharrante aventura, la cual los condujo hasta la verdad que escondía aquel establecimiento que, primero estaba y, unas horas después, había desaparecido.

La Juguetería Errante. Un misterio para Gervase Fen es una sensacional y divertida novela de misterio escrita, en 1946, por Edmund Crispin, seudónimo de Bruce Montgomery. Montgomery, al igual que su personaje Gervase Fen, estudió lenguas modernas en Oxford, escenario habitual en sus posteriores trabajos literarios. Su prosa es sencilla y amena, pero, de tanto en tanto, ésta es secundada por referencias a la literatura universal y la mitología universal, tan del gusto del autor. Dicha tendencia hacia el academicismo no es óbice para que el sentido del humor fluya a lo largo de la narración, merced a sus desternillantes descripciones, especialmente cuando Fen está a los mandos de su bólido, ante el espanto de los viandantes y de quienes lo acompañan.

Con la salida a la venta de La juguetería errante, la editorial Impedimenta comienza la publicación de las obras del escritor británico, quien escribió un total de nueve novelas y dos colecciones de cuentos, todos protagonizados por su heterodoxo, pero resolutivo detective, Gervase Fen. Hay que destacar la cuidada y delicada presentación del libro, inmersos como estamos en una época de cambios y transformaciones dentro del mundo editorial, con el mundo digital tocando a la puerta.

Por estas dos razones, la calidad de la obra -que ya lleva cinco ediciones- y el cuidado de la edición, La Juguetería Errante se me antoja una elección ideal para disfrutar de una buena lectura, durante las vacaciones, en otoño o en una gélida tarde de invierno.

Autor: Edmund Crispin
Libro de 320 páginas.
Encuadernación rústica, con sobre cubierta
ISBN: 978-84-15130-20-8
Precio: 22, 20€
Editorial: IMPEDIMENTA (www.impedimenta.es)

miércoles, 30 de mayo de 2012

ENTREVISTA CON JAY BONANSINGA

Esta entrevista fue realizada por Eduardo Serradilla Sanchis para el magazine fantástico www.tumbaabierta.com. Agradecemos a los responsables de dicho magazine y al autor de la entrevista, su cesión para incluirla en esta sección.
La traducción del texto original en inglés © Elena Santana Guevara 2012


La primera pregunta, empezando por el final es ¿Con quién me debo enfadar por el secreto que se cuenta en las páginas finales? ¿Con usted o con Robert Kirkman?

Debo admitir que el culpable es Robert. Fue un placer llegar a ese momento, planteando las pistas… Sin embargo, la idea fue toda de Robert. Yo me sentí muy honrado de ayudarle con los detalles.

Después de resolver esa duda, la cual me lleva persiguiendo desde que finalicé el libro (risas) lo primero que me gustaría saber es cómo se repartieron el trabajo. ¿Robert Kirkman tenía ya un borrador de la historia y empezaron desde ahí o, por el contrario, hablaron entre ustedes para ver cuál sería la mejor elección para empezar esta trilogía?

La idea es toda de Robert. Él me da un guion básico, un esqueleto, y después yo empiezo añadir las células, los músculos y, por último, las facciones. Yo paso ese guion a prosa, pero la base, la historia en sí es de Robert. Mi aportación se encuentra en los detalles de ese guion. Es más, se podría decir que yo soy el que pongo la carne putrefacta en los huesos de ese esqueleto (risa macabra) Pero, tal y como he dicho, la idea de cada libro es de Robert.

En el artículo que escribió para el libro Triumph of the Walking Dead, usted señalaba que lo más le gustaba de la serie era la manera en la que Robert Kirkman escribía las relaciones entre los personajes. Textualmente decía The characters of TWD are not mere characters; they are people. They are terrific, and they are morally sickened. In other words, these people act like…well…real people.

¿Fue esto lo que más le atrajo, cuando le propusieron trabajar con Robert Kirkman o también influyó su gusto por el género zombi?

Sí, debo admitir que lo mejor de todo, y lo más revelador, de trabajar con Robert es ese énfasis en los personajes. Por supuesto que hay zombis y acción, y escenas gore, pero en lo que más nos hemos centrado tanto Robert como yo –y considero que es por ello que The Walking Dead es la serie que es- ha sido en los personajes y cómo interactúan. En el fondo, creo que se trata de una pregunta, que reverbera de principio a fin de la serie, y es la siguiente: ¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para sobrevivir?

¿Cree que sus dos estilos literarios son compatibles o complementarios?

Robert es el primero que diría que él no es un escritor de prosa. Lo suyo es contar historias apoyado en una base visual. Yo soy un escritor de prosa al que le apasiona el medio visual, así que se podría decir que nuestro matrimonio funciona… Somos una pareja muy feliz, ya hemos comprado los muebles para la casa y planeamos casarnos en primavera… (risas) Es una broma, claro.

¿Qué le pareció la idea de contar la génesis de un personaje tan emblemático como es el gobernador? ¿Le gustaba el personaje, antes de empezar a escribir sobre él, o hubiera preferido escribir sobre otro?

No, por Dios Santo, odiaba a ese personaje. Leer o escribir acerca de una violación es lo que me resulta más duro. Sin embargo, el gobernador también me daba pena y eso era imprescindible para Robert, pues él quiere que sus personajes sean tridimensionales.

¿Pudo usted aportar sus ideas y su punto de vista sobre el personaje o Robert Kirkman le marcó lo que debía hacer con él?

Ha sido, y sigue siendo, la mejor experiencia que he tenido colaborando con otro autor. Y mira que he trabajado con mucha gente, entre ellas, con George Romero. Sin embargo, trabajar con Robert es algo natural, orgánico, en definitiva, un placer absoluto. Y, también, un sueño hecho realidad.

¿Qué es más difícil, contar los abusos de un personaje como Philip o tratar de humanizarlo como se puede leer en buena parte de la novela?

Lo que me ha resultado más difícil, sin lugar a dudas, ha sido escribir las violaciones. Humanizar a Philip no fue tan complicado, pero pensar una violación es brutal.

¿Y su relación con Penny? ¿No cree que sorprenderá ver a un personaje como Philip preocupándose tanto de su hija?

Sí y no. Considero que la gente que conozca la serie The Walking Dead entenderá las contradicciones.

Hay quienes opinan que tal y como se está desarrollando la serie gráfica, Rick Grimes terminará siendo como Philip ¿Qué opina?

Pues creo que sí, y considero que será trágico, y alucinante, y que dará que pensar, y, en pocas palabras, será impagable e inolvidable.

Otros pensamos que el gobernador es la prueba viviente de lo que escribió Joseph Conrad en su novela En el corazón de la tinieblas y cómo un determinado escenario puede terminar por cambiar la percepción de la realidad de una persona ¿Piensa que eso es lo que le pasó a Philip o se psicopatía venía de antes?

La tesis de Conrad se puede aplicar, sin problemas, a Philip. No creo que éste fuera un psicópata esperando su oportunidad, sino que el gobernador es el resultado de algo que ocurrió. Es una idea que tiene mucho impacto, porque le podría suceder a cualquiera.

¿Cree que The Walking Dead se podrá convertir, no sólo en una serie gráfica y una serie de televisión sino en una serie literaria de éxito como las anteriormente citadas?

Espero que sí. Creo que debería. La serie literaria está muy bien, pero, claro, yo no soy nada objetivo.

¿Le gustaría que algunas de las ideas que se pueden ver en la novela se vieran reflejadas en la serie de televisión?

Pues claro que sí. Sin embargo, debo admitir que me resulta la mar de interesante el que convivan los tres medios por si mismos y se comenten cosas entre ellos, pero sin que se lleguen a tocar.

¿Qué opina de dicha adaptación?

Considero que es sobresaliente, y no lo digo por decir. En mi opinión, es el cómic el que gana la partida, pero la serie de televisión es de lo mejorcito que he visto en la televisión en los últimos veinte años.

Cuál es el segundo pe¿rsonaje que piensan abordar, siempre que se pueda decir?

Lilly Caul. Es una chica que acaba en Woodbury, y eso es lo único que puedo decir sin que ponga mi vida en peligro.

Ahora, después de terminar esta novela, y preparando, supongo, la segunda, ¿Cuál es su opinión sobre Robert Kirkman y The Walking Dead?

Me encanta, lo adoro, babeo pensando en ello… No sé, no lo puedo expresar de otra forma (risas)

¿Qué le diría a un lector cualquiera para que fuera a una librería, comprara su novela y se la leyera?

Los zombis en este libro son geniales y, si eres un aficionado al género zombi, te encantará. Sin embargo, los zombis en si no son el elemento primordial de la historia, son un McGuffin, y el énfasis se pone en los personajes, en cómo sobrevivir a una plaga apocalíptica… Es una trama fascinante y desgarradora. (Y ya está, casi me disloco el hombro dándome palmaditas en la espalda)

Foto Jay Bonansinga © Jill Brazel 2012

martes, 24 de abril de 2012

THE WALKING DEAD: EL GOBERNADOR

Surgido de la mente del guionista Robert Kirkman para la serie gráfica The Walking Dead, Philip representa, como nadie, la bestia depravada que anida en el interior del ser humano. No obstante, el degenerado, pero atractivo personaje captó, bien pronto, el interés de los lectores de la serie gráfica, una circunstancia que no suele ser ajena a personajes de estas características.

La realidad nos cuenta que los “malos” de la película son mucho más atractivos y poliédricos que los buenos, mucho más planos y unidimensionales. Y Philip es la quintaesencia del líder megalómano, sádico y carente de cualquier otro principio que no sea su propia supervivencia, aunque las cosas no siempre fueron así.
Por extraño que pueda parecer, hubo un tiempo en el que Philip Blake se preocupaba, no sólo de sí mismo sino de otras personas, principalmente de su hija, de su hermano, Brian, y de sus amigos de instituto Bobby Marsh y Nick Parsons. Y antes que eso, Philip era un hombre “de familia” casado con Sarah y con quien tuvo una niña, Penny, que se convirtió en el centro de su existencia tras la muerte de su esposa.

Luego llegó la plaga y Philip se reunió con sus viejos colegas y con su hermano, mucho menos decidido que él, para, entre todos, tratar de sobrevivir en medio de aquel Armagedón y, de paso, proteger a su hija.

Ya por aquel entonces, Philip sabía que la sociedad se había ido por el retrete y que las normas de antaño no valían un carajo. Sin embargo, su descenso a los infiernos había comenzado justo después de la muerte de Sarah, una circunstancia que le hizo ir perdiendo buena parte de la fe que tenía en la raza humana. Con la llegada de los caminantes, Philip fue tejiendo una pétrea coraza a su alrededor y la humanidad de antaño fue dando paso a una irracionalidad que lo fue consumiendo, poco a poco.

Y es este camino de deconstrucción personal el que nos narran Robert Kirkman y Jay Bonansinga en la novela The Walking Dead: el Gobernador, crónica de una degeneración humana y social, en medio de un mundo sin reglas.

La mayor virtud del libro, además de no dejar de sorprendernos, es la fusión entre los guiones visuales de Robert Kirkman y la prosa, medida y cuidada, de Jay Bonansinga, un autor más que conocido por los lectores habituales del género del terror y el suspense, gracias a sus novelas Black Mariah, Perfect Victims y Frozen.

Eso sí, un aviso para aquellos admiradores de la sería gráfica original… El final esconde una sorpresa MAYÚSCULA.

Autores: Robert Kirkman y Jay Bonansinga
Precio: 17 euros
Editor: Timun Mas
Páginas: 360 páginas
ISBN-10: 8448040333
ISBN-13: 978-8448040338


Agradezco a Eduardo Serradilla Sanchis la cesión de este comentario para poder publicarlo en esta sección.

martes, 10 de abril de 2012

LA MAGIA DE LA VIDA

¿Qué es ser escritor? Hay quien diría que basta con emborronar papeles con letras para lograr serlo. Otros, académicos, se basan en que hay que transmitir sentido a lo que se escribe. Sin embargo, existe también la teoría de que no solo importa transmitir sentido, sino sentimientos, tocar –si esa palabra se puede aplicar- al lector y hacer que no se sienta indiferente.

Y esto es lo que consigue Daniel Artiles con su segundo libro La Magia de la vida, un ejercicio de estilo que nos lleva por los distintos papeles que puede representar esa frase que da pie al título.

Hay quien encuentra la magia de la vida en la religión, aferrándose a unos principios dictados por otros y haciendo suyas unas creencias que poco tienen que ver con el día a día. También puede estar detrás del respeto, de ser considerado un dios entre simples mortales; o del dinero, que compra al primero. Otros la encuentran escondida entre piedras blancas, en la fórmula de la alquimia, o en el viaje entre tiempos históricos. Por no hablar de cuando se vislumbra tras una buena raya de coca…

Lo que es cierto es que ésta es esquiva, imprevisible y, a la vez, cercana, y que, tal y como nos comenta el autor, depende del cristal con el que se la mire, pues puede estar esperando a que pases cerca de ella para ponerse a dar destellos o, por el contrario, ser testaruda y mostrarse solo a aquellos que ella elija.

Ésta y muchas más reflexiones se pueden encontrar en el segundo libro del escritor Daniel Artiles, La Magia de la vida, publicado por Baile del Sol Ediciones.

Título:                                 LA MAGIA DE LA VIDA
Autores:                              Daniel Artiles Rodríguez
ISBN-10(13):                    978-84-15019-72-5
Número de páginas:           138
Precio:                                10  €

miércoles, 29 de febrero de 2012

LAS CRÓNICAS DE NARNIA TOMOS IV y V

Imagínense una tierra mágica, en la que los animales hablan, los espíritus de los bosques y los ríos tienen gran poder, sus habitantes son libres de preocupaciones o desastres. Pues, aunque cueste un poco hacerse a la idea, este mundo lleva existiendo en los corazones de millones de personas en todo el planeta gracias a un solo hombre, C. S. Lewis, que tuvo la magnífica idea de crear Narnia.

Narnia, creada tras una canción melodiosa, tierra de reyes juiciosos en la que los centauros y los faunos trotan sin preocupación, en la que los castores invitan a tomar el té y pastel a los invitados, o los enanos crean maravillosas coronas a partir de árboles de oro o plata, es un símil estupendo para recrear la lucha continua entre el bien, siempre Narnia y sus defensores, y el mal.

En los mencionados números que pasamos a reseñar, la trama de la historia se desarrolla tras la vuelta de los hermanos Pevensie (Peter, Susan, Edmond, y Lucy, a quienes Aslan había nombrado reyes de Narnia) a su casa en Inglaterra. Ahora, tras las vacaciones los niños están esperando a que llegue el tren que los conducirá hasta sus respectivos colegios. Todos han crecido, y no solo me refiero a haber ganado altura.
Sin embargo, en vez del esperado transporte terrestre los hermanos se ven transportados a un paisaje ruinoso. Cuál no será su sorpresa al darse cuenta que se trata de Cair Paravel, su antigua residencia narniana cuando reinaban el país, y que llevan más de cien años (siempre en tiempo de Narnia, en el nuestro, tan solo unos meses) sin aparecer.

Durante todos estos años Narnia ha estado dominada por diferentes tribus, etnias, etc. y la última, los telmarinos, hombres venidos de más allá de las Montañas Occidentales, han silenciado los árboles, los espíritus, y hasta a los animales. El rey Miriaz, soberano de Narnia en estos momentos, hombre sin hijos que tiene a su cargo a su sobrino, el príncipe Caspian, no quiere siquiera oír hablar de “los Viejos Tiempos”; es decir, de la época en la que reinaban Peter el magnífico, Susan la benévola, Edmond el justo y Lucy la valiente.

La apacible vida de Caspian se verá sacudida de la noche a la mañana el momento en el que Miriaz consigue tener el tan ansiado heredero. Alertado por su maestro, un medio enano, Caspian huye del castillo y, tras enterarse de la historia del país por parte de “rebeldes” (enanos, tejones, ardillas, ratones, osos, todos parlantes) decide arrebatarle el trono a su tío.

En una lucha sin igual, los reyes de los Viejos Tiempos y el príncipe Caspian se enfrentarán a todos aquellos que no crean en los espíritus, la magia y, en definitiva, en Narnia.

El quinto número de esta fantástica serie, La travesía del Viajero del Alba empieza con la insólita noticia de la separación de los ya famosos hermanos Pevensie durante las vacaciones de verano. Peter se ha quedado estudiando, Susan irá de viaje a los EEUU con sus padres, y los pequeños Edmond y Lucy tendrán que quedarse en casa de sus tíos Harold y Alberta, y lo peor de todo, con su horrible primo Eustace, un niño repelente que no llama a sus padres “mamá” y “papá”, sino “Harold” y “Alberta”.

Sin embargo, esta estancia no va a ser ni la milésima parte de aburrida de lo que ellos pensaban, puesto que de golpe y porrazo aparecerán en medio del mar, nadando para subir a bordo de un pequeño, pero magnífico barco llamado Viajero del Alba.
Ésta es la embarcación que ha conseguido el príncipe Caspian echar a la mar para ir en busca del paradero de los amigos de su padre( lord Revilian, lord Bern, lord Argoroz, lord Mavramorn, lord Octesian, lord Restimar, y lord Rhoop), a quienes el malvado rey Miriaz había enviado a explorar los desconocidos Mares Orientales, y que jamás habían regresado.

La travesía del Viajero del Alba relata, precisamente, las distintas paradas, aventuras, misterios, y situaciones comprometidas que tuvieron lugar durante todo el trayecto hasta llegar al Fin del Mundo, siempre hacia el este.
En este libro no faltan dragones (aunque no como el lector se lo podría imaginar) seres invisibles, maldiciones, sortilegios, motines, y hasta críticas muy duras en contra del tráfico de esclavos, política que aún en los tiempos de C.S.Lewis se seguía practicando en muchas partes del mundo.

La obra de C.S. Lewis, amigo y contemporáneo de J.R.R Tolkien, está disponible ahora en un formato estupendo de tapa dura con unas portadas increíbles que recogen las esencia de cada título de esta obra. Por cierto, no se extrañen por la aparición de un león en cada portada, es un personaje importantísimo para entender la historia del país de Narnia.

Las Crónicas de Narnia IV, V
C.S. Lewis
Ediciones Destino
256 páginas
11.95 euros

viernes, 27 de enero de 2012

MI VIDA DE NIÑA SOLDADO

Muy diferente es este otro libro en comparación con el que mencionamos la pasada semana.

La protagonista, también africana, de nacionalidad ugandesa, no puede decir que tuvo una infancia feliz, puesto que en su casa no era más que una criada, y el saco de huesos para recibir palizas, y cuando huyó de aquel ambiente viciado se metió de lleno en un infierno que consiguió destrozar su inocencia por completo.

China Keitetsi, la autora de este libro, también autobiográfico, nos invita a presenciar la dureza de la vida de quien no tiene nada más que su propio ingenio para salir adelante, y el infierno que representa para un niño estar ejerciendo de guardaespaldas de adultos sin corazón ni juicio.
Sí, tal y como el título dice, China fue una niña soldado, y sufrió en sus propias carnes los abusos tanto físicos como sicológicos que muchos niños en el mundo están sufriendo.

Este libro, escrito a modo de terapia por lo que se observan algunas incoherencias, está plagado de nombres de militares que, hoy día, están en los puestos más altos de la jerarquía militar del país, y que China conoció durante su carrera militar.

Unos por su ensañamiento contra los capturados, otros por su obsesión sexual con las niñas soldado, y los demás por seguir esa locura que se transformó en una guerra civil nos hacen ver muy a las claras qué clase de seres están detrás de los puestos políticos de Uganda hoy día.

Tras escribir este libro, el primero sobre el tema directamente escrito por una niña soldado, muchas personalidades, entre ellas Bill Clinton, Whoopi Goldberg, Harrison Ford y el mismo Nelson Mandela, se han interesado por su vida, y han querido conocer a China.
Les avisamos que es un libro interesantísimo, pero muy real y que no busca ser un cuento de hadas.

Autora: China Keitetsi
Páginas: 256 páginas
Precio: 18 euros
Editorial: Ediciones Maeva

jueves, 19 de enero de 2012

MÁS ALLÁ DEL MAR DE ARENA

Emotivo y sugerente libro autobiográfico contado por una mujer africana que, a finales de los años setenta, decidió mudar su hogar a Barcelona.

La trama de esta historia es la vida de una familia, los Agboton, y en especial de uno de sus miembros, la propia Agnès, que relata de una forma sencilla y sincera sus raíces, sus días en Benín, las tradiciones de su familia, e incluye cuentos, recetas tradicionales y fotos de familia para que comprendamos mejor la sociedad de la que procede.

De la mano de la autora nos adentraremos en la calurosa África, donde las enfermedades se curan gracias a hechiceros, las mujeres venden pescado tras haber sido criadas como princesas, y los grandes hombres son aquellos que dedican su tiempo a mejorar la calidad de vida de aquellos de su comunidad. En este marco nació Agnès, hija de un gran hombre que, tras repudiar a su novia, la madre biológica de la autora, se casa con un miembro de un clan hechicero.

Es, en pocas palabras, un testimonio agradable de leer que implica al lector a compartir esta vida, que nos puede enseñar a convivir con gente de otras culturas.

Autora: Agnès Agbotom
Ediciones Lumen
Páginas 180 páginas
Precio: 14.50 euros
Editorial: Ediciones Lumen