jueves, 1 de diciembre de 2011

ARTURO Y LOS MINIMOYS

La vida de Arturo no dista mucho de la de cualquier niño de su edad, diez años. Aunque, dada su desbordante imaginación y su especial escenario de juegos, ninguna barrera parece estar a su alcance.
Y es que Arturo es el nieto de un reputado ingeniero que pasó gran parte de su vida viviendo y trabajando en el continente africano, cuando todavía lo surcaban las grandes expediciones y los relatos legendarios.

De ahí que los libros con ilustraciones de grandes tribus, las máscaras guerreras y las armas tribales formen parte del especial atrezzo aventurero de Arturo. Sin embargo, no todo es felicidad en su vida, pues sus padres viven en la gran ciudad, tratando de asegurar el futuro familiar, y es su abuela, tras la desaparición de Archibald, su abuelo, su única compañera y mentor.

Para colmo de males, un adinerado empresario, el mezquino Davido, anda detrás de la casa en la que viven, no dudando en utilizar cualquier treta a su alcance para lograr desahuciar a la anciana y a su nieto.
Arturo no está dispuesto a quedarse de brazos cruzados y, tras escuchar de labios de la anciana que su abuelo enterró un tesoro en el jardín, éste emprende una incesante búsqueda, que le llevará a descubrir otro de los secretos escondidos dentro de la casa familiar, los Minimoys.

Así, y ayudado por los espíritus de la tribu de los Bogo-matasalái, Arturo entrará en contacto con los legendarios y diminutos Minimoys (de apenas dos milímetros de altura) en su empeño por evitar que el malvado Davido destruya la casa de sus abuelos y, de paso, el reino de los Minimoys, escondidos debajo del gran roble que preside el jardín.

Tras su llegada a la tierra de los Minimoys, Arturo conocerá a Betameche, el hijo pequeño del rey, a su decidida y respondona hermana, la princesa Selenia (a quién Arturo ya conocía por una ilustración de uno de los libros de su abuelo), y a Miro, el eficaz topo, ayudante del rey y responsable del buen funcionamiento de las máquinas del reino (legado de Archibald a los Minimoys).

No obstante, también hay espadas legendarias, malvados de pérfido nombre, guerreros de pesadilla y ademanes propios del legendario Robin Hood o de los recios caballeros Jedi en esta aventura aderezada por el francés Luc Besson, conocido por su faceta de guionista, productor y director de cine, quien demuestra su desbordante imaginación y su capacidad para contar historias que nos atrapan, no importa la edad.

Sólo nos quedará por saber cuál es el desenlace del viaje emprendido por Arturo y los dos hermanos de sangre real para salvar ambos mundos, el de los Minimoys y de los humanos, simbolizado éste en la vida que Arturo no quiere dejar de llevar.

Autor: Luc Besson
Formato: Libro de 219 páginas, tapa dura.
Editorial: Ediciones B.
Precio: 12.95 euros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada