miércoles, 7 de abril de 2010

CASACAS ROJAS. Una historia de la Infantería Imperial británica

Autor: Richard Holmescr
Páginas: 710
ISBN: 8435026558
ISBN-13: 9788435026550
Editorial Edhasa
Precio: 40,5€


Bien es cierto que corren malos tiempos para los escritos relacionados, de alguna u otra forma, con la guerra y sus protagonistas.

Sin embargo, nadie puede negar la importancia que para los grandes imperios de la antigüedad (y de la actualidad) tuvieron sus ejércitos, en su afán por conquistar tierras, dominar países e implantar su dominio colonial.
Y es dentro de este apartado donde se incluye el ensayo de Richard Holmes, titulado CASACAS ROJAS. Una historia de la Infantería Imperial británica.

Holmes, soldado e historiador militar, nos presenta un obra para todos aquellos que quieran conocer los entresijos de una de las maquinarias bélicas mejor engrasadas de la historia.
El autor reconoce que, junto a las grandes gestas militares como las desarrolladas en Waterloo contra las fuerzas napoleónicas o en la mítica y sobre valorada Carga de la Brigada ligera en Balaclava, el ejército de su majestad bebía demasiado y saqueaba con demasiada frecuencia, y su código disciplinario ensombreció de manera inquietante en los primeros años del siglo XX.

Aun así, y a pesar de la imagen que en los últimos años se da de él, en especial en el cine, raramente perdió una guerra, aunque sí muchas batallas y tanto en la victoria como en la derrota, poseía algo especial que centelleaba a lo largo de los tiempos como una corriente eléctrica.

Entre medias, el autor nos detalla la vida y las vicisitudes de los integrantes de las distintas formaciones que debían defender al imperio en lugares tan remotos como las selvas de la India, la remota China o los territorios de americanos.
Quizás el mayor acierto es redactar un concienzudo estudio sobre historia militar con un estilo y una narrativa asequible para un lector que no tiene por qué tener conocimientos previos del tema, fruto de su labor como profesor en academias militares y universidades.

Solo queda subirse a la montura y desfilar, como reza el poema épico de la Carga de la Brigada ligera, por el valle de la muerte, cabalgando con los seiscientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario