miércoles, 31 de marzo de 2010

LA PROFECIA ROMANOV

Steve Berrypr
Páginas. 432
ISBN: 9788432296604
Precio: 21€
Editorial: Seix Barral


Si les gustan los libros de aventuras y misterios, éste les encantará. Si les gusta la Historia y sus enigmas, La Profecía Romanov les mantendrá atados a sus sillones de lectura favoritos. Y es que La Profecía Romanov, del nuevo escritor bestseller Steve Berry, tiene todos estos elementos para deleitar hasta al lector de novelas de suspense más exigente.

Miles Lord, un joven abogado americano, se desplaza hasta Moscú para cumplir una misión que le encargado su bufete; es decir, asegurar que el presunto descendiente más directo de los últimos zares de la Rusia Imperial es perfectamente aceptable, legalmente hablando, para asumir el cargo de nuevo Zar de Rusia, dado que se va a proclamar un nuevo monarca en el país.

Moscú, como llega a comprobar Lord, es una ciudad de contradicciones, secretos y mafias, cosa que la hace más que peligrosa. No es extraño que los asesinatos se sucedan, que haya francotiradores en las azoteas de los edificios, pero, de alguna forma u otra, Lord se ve metido en más de un incidente, hecho que Lord empieza a plantearse es más que una simple casualidad. ¿Será cierto o no es más que la simple paranoia que puede llegar a tener un extraño en un lugar hostil?

Lord, enfrascado en la innumerable cantidad de papeles que alberga la Biblioteca Nacional de Moscú, encuentra una carta de la Emperatriz Alexandra Feodorovna a su marido, el zar, en donde cita una visión que ha tenido Rasputín, tras salvar al tsarevich Alexis de uno de sus ataques: Tengo que contarte que justo antes de marcharse nuestro Amigo entró en un extraño trance. Me asusté muchísimo pensando en que podía estar enfermo. ¿Qué sería de Bebé sin él? Cayó al suelo y empezó a decir cosas sobre abandonar este mundo antes de fin de año y ver montones de cadáveres, varios grandes duques y cientos de condes. El Neva bajará rojo de sangre, dijo. Sus palabras me aterrorizaron.

Con los ojos puestos en lo alto, me dijo que si le daban muerte los boyardos sus manos quedarían manchadas de sangre durante veinticinco años. Que abandonarían Rusia. Que el hermano se levantaría contra el hermano, que se matarían entre sí por odio. Que no quedaría ningún noble en el país. Y lo más inquietante, dijo que si es algún pariente nuestro quien lo mata, nadie de nuestra familia sobrevivirá más de dos años. A todos nos dará muerte el pueblo ruso.

Hizo que me levantara y que escribiese todo ello inmediatamente. Luego me dijo que no perdiera la esperanza. Que habría solución. El más lleno de culpa comprendería su error. Él proveería que la sangre de nuestro cuerpo resucite. Su perorata rozaba lo disparatado, y yo me pregunté, por primera vez, si el olor a alcohol que de él emana le habría afectado la cabeza.

Dijo una y otra vez que sólo un cuervo y un águila pueden tener éxito cuando todo se viene abajo, y que la inocencia de las bestias servirá de guarda y guía del camino, para ser el árbitro final del éxito. Dijo que Dios proveerá el modo de asegurarnos la justicia. Fue muy intranquilizador lo que dijo de que doce deben morir para que la resurrección sea completa.

Lord recuerda que Rasputín fue asesinado por un miembro de la familia real y que en dieciocho meses la familia imperial al completo fue asesinada en Yekaterinburgo. ¿Otra coincidencia? ¿Realmente ese místico llamado Rasputín, que muchos consideraban un mujeriego y borracho, sabía lo que iba a ocurrir? ¿O se trataba solamente de un charlatán que embaucaba a la Emperatriz de todas las Rusias y, según las malas lenguas, era su amante? ¿Y qué es eso de la resurrección?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada