martes, 16 de marzo de 2010

ALCANTARILLADO, GAS Y ELECTRICIDAD

Autor: Matt Ruffal
476 páginas
17.60€
Ediciones Salamandra


Seguro que si un autor tan amante del Apocalipsis como J. G. Ballard hubiese querido imaginar la ciudad de Nueva York en siglo XXI, sus escritos desprenderían teorías tan peculiares como las que plasma el escritor Matt Ruff en su novela Alcantarillado, gas y electricidad.

Si no, de que otro modo se pueden casar, en el año 2.023 los delirios de un constructor de autómatas de colores,(alejados de los recios robots de Asimov, que ha emprendido la titánica y a la vez, unificadora tarea de construir un rascacielos capaz de tocar la misma morada de los dioses y que, casualidades de la vida, se llama igual que la torre por la cual hablamos tantos idiomas para así no acabar de entendernos entre nosotros.

No obstante tan abnegada tarea no podía estar exenta de peligros, ni de pirados, entre los que destacaría la ex mujer de Harry Gant, el visionario en busca de su sueño -como Butsy Siegel mientras imaginaba la ciudad de Las Vegas- metida a investigadora privada marca inspector Clousea; la editora del último periódico independiente, veterana de la guerra de Irak... perdón, de la guerra civil y de tan sólo 181 años y los terroristas ecologistas del submarino amarillo... no, ese era otro, digo del submarino Yabba-Dabba-Doo (aunque a mí me recuerda a unos cavernícolas muy simpáticos con dinosaurios violetas por mascota, pero cada uno tiene sus neuras)

Se trata de todo un delirio, con tiburón mutante incluido, donde el autor somete al lector a un ejercicio de atención constante para que no se pierda ninguna de las referencias veladas, que no vetadas, sobre la realidad de una sociedad -la suya, la de los Estados Unidos- con un envoltorio impregnado de sátira y de bromas privadas que, a muchos, seguro que no les hace ni pizca de gracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada