jueves, 11 de diciembre de 2008

FRECKLEFACE STRAWBERRY

Guión: Julianne Moore
Dibujo: LeUyeh Pham
Libro de 36 páginas, a color y en tapa dura
Bloomsbury Publishing Plc
(www.bloomsbury.com/childrens)
ISBN:978 0 7475 8905 1


Cualquier cosa, cuando uno es pequeño, tiende a convertirse en un caso de “a vida o muerte”. No es que las cosas varíen mucho una vez se crece, pero sí es cierto que se ven de otra manera. Y eso, precisamente, es lo que le ocurre a la protagonista de esta historia, titulada Freckleface Strawberry. Dicha protagonista es la actriz Julianne Moore quien, acompañada por el ilustrador LeUyen Pham, nos cuenta lo que le sucedió siendo una niña de siete años.

Por aquel entonces, Julianne era una niña como las demás, ni más alta ni más baja, amante de estar jugando con sus amigos, siempre que podía. Sin embargo, había dos cosas –además de su carácter decidido- que la diferenciaban del resto de los niños. Julianne era pelirroja y, para rematarla, estaba llena de pecas. Para ella, aquello era un misterio, dado que nadie de su familia tenía pecas. Bueno, el hermanito pequeño sí que tenía, pero al ser un bebé todavía quedaba la posibilidad de que se le cayeran…

El caso es que sus amigos y compañeros siempre tenían algo que decir sobre las pecas de Julianne, llegándola a comparar con una jirafa, en el peor de los casos.  Al final todos terminaron por llamarla Freckleface Strawberry, algo que no terminó por convencerla. 
Decidida a terminar de una vez por todas con sus pecas, Julianne probó mil y una soluciones, más o menos científicas, buscando una solución para librarse de ellas, pero ninguna funcionó.
Ante aquello, sólo quedaba una solución, la cual, sin convencerla, se le antojaba la única, aunque las cosas nunca son lo que parecen y cuando peor parece que están, alguien se encarga de demostrarte lo contrario.

Freckleface Strawberry es una divertida y ocurrente forma de contar la historia de uno mismo, sin dejarse nada en el tintero, pero sin dramatizar la situación. Moore, partiendo de sus propios recuerdos y experiencias, plantea un relato ideal para que los niños que puedan tener algún tipo de complejo basado en su aspecto físico, se den cuenta de que hay cosas que importan más que llevar gafas, tener pecas, o el pelo color zanahoria.
Para ello cuenta con los estupendos dibujos del ilustrador LeUyen Pham, con un tono cercano al cartoon, pero sin llegar a ser demasiado caricaturesco.

El libro tiene también una doble lectura, sobre todo para quienes, ya con más años, continúan tomándose las cosas demasiado “a pecho”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario