jueves, 6 de diciembre de 2007

SOY LEYENDA

Autor: Richard Matheson
Libro de 179 páginas
Colección Booket
Precio: 6,68€
Ediciones Minotauro


En 1.954, Richard Matheson publicaba I am legend. Matheson, uno de los grandes autores del género de la ciencia ficción contemporánea –y uno de los mejores escritores del siglo XX, según palabras del no menos importante creador Ray Bradbury- nos trasladaba hasta un mundo habitado por el último ser humano. Nuestro mundo, tal y como lo conocemos, había desaparecido víctima de una terrible epidemia, y sólo Robert Neville había logrado permanecer como un ser humano. El resto de los supervivientes mutaron en sedientos vampiros, lejos de todo rasgo de humanidad.

Según el escritor, la idea de escribir I am legend le vino después de ver la versión de 1.931 de Drácula, protagonizada por Bela Lugosi. En aquellos días, Matheson residía en la ciudad de Nueva York y, tras ver la película, se le ocurrió pensar lo que pasaría si una legión de vampiros dominara las calles de la gran urbe.

En I am legend, el escritor, ayudado por su personaje Robert Neville, nos plantea muchas de las preguntas existenciales que han condicionado la vida de los seres humanos, desde el principio de los tiempos. Puede que la soledad y la fragilidad de la vida humana, la cual cada vez tienen más importancia en la vida de Neville, sean las dos grandes constantes de toda la narración. Cuesta imaginar lo que sería la vida sin el más mínimo contacto humano. La única compañía que le queda a Neville son los recuerdos, los cuales cada vez le hacen más daño que algún bien. Ni siquiera el trabajo metódico y la rutina diaria logran aplacar la sensación de vacío que inunda todo su ser.

Hay que tener en cuenta que en 1.954 el miedo a la gran devastación atómica –y sus imprevisibles consecuencias sobre la población mundial- condicionaron la vida de muchas personas. Aquellos con mayores recursos económicos optaron por construirse refugios nucleares en los sótanos de sus casas o en el jardín para poder sobrevivir durante décadas a los efectos de la radiación.
Neville es uno de esos supervivientes que ve cómo su vida depende de una rutina tediosa y de evitar el contacto con unos seres que han perdido todo rastro de humanidad para transformarse en unos seres a los que sólo mueve su apetito.

I am legend, además de ser uno de los grandes títulos del género fantástico de todos los tiempos –y que ha contado con hasta tres adaptaciones cinematográficas diferentes, la última protagonizada por Will Smith este mismo año- es una terrible parábola sobre la soledad y la realidad vital del ser humano en una sociedad que amenazaba con devorarlo, día tras día. Neville es un reflejo del hombre de aquella época, en medio de convulsiones como la “caza de brujas”, el miedo atómico, y la amenaza comunista. Al igual que otras grandes obras del género, Matheson nos ofrece un mundo que ha sucumbido a su propia insensatez, propagando una plaga que termina por borrar a la humanidad del planeta. En aquellos años, como puede ocurrir ahora, tras la caída del bloque soviético y la proliferación de los integrismo de todo tipo, el hombre sólo era un peón en medio de una partida en la que su vida valía bien poco.

Matheson, además de contarnos una historia con momentos apasionantes, tensos o carentes de toda esperanza, plasmó todos los miedos del hombre de aquellos tiempos, haciéndonos partícipes de las vivencias del último hombre vivo sobre la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada