sábado, 10 de marzo de 2007

BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA

Título: Balzac y la joven costurera china
Autor: Dai Sijie
Editorial: Ediciones Salamandra
Páginas: 192 páginas
Precio:  11.40 euros

Dai Sijie nos propone una historia real, autobiográfica, que tuvo lugar en la China de Mao en los años setenta.
En ese país, los “intelectuales”; es decir, cualquier persona que hubiera tocado un libro, aunque fuese de una temática banal, tenía que reeducarse en el campo. Eso significaba el destierro legal y la explotación de ciudadanos, consentidos por parte de un gobierno que deseaba purgar cualquier signo de libertad individual de China.

En esta situación se ven los dos protagonistas de la historia, Luo y el autor de la obra, una vez son arrancados de sus padres, que eran considerados “gran enemigo del pueblo” y “hediondas autoridades sabias ” respectivamente. Su próximo habitáculo en el Fénix del Cielo, en una aldea situada en la cima de la mencionada montaña, a la que solo se accedía por un estrecho sendero que iba elevándose entre enormes masas de rocas, picos,... será una construcción digna de figurar en cualquier manual de tortura psicológica:
"El edificio, que pertenecía a la aldea, no había sido concebido como vivienda. Debajo de la casa, levantada del suelo por unas columnas de madera, estaba la pocilga donde vivía una gran cerda, también patrimonio común. La casa propiamente dicha era de madera vieja en bruto, sin pintura, y servía de almacén para el maíz, el arroz y las herramientas estropeadas; era también un lugar ideal para las citas secretas de los adúlteros. Durante varios años, nuestra residencia de reeducación no tuvo muebles, ni siquiera una mesa o una silla, tan solo dos camas improvisadas, colocadas contra una pared en una pequeña habitación sin ventanas.
A todo esto hay que sumarle los duros trabajos en la pequeña mina y los cargamentos de estiércol para abono en lejanas tierras."

No es de extrañar, por tanto, que Luo enferme, o que estén constantemente soñando con el momento de poder volver a sus casas.

Sin embargo, los personajes principales de esta historia van a vivir momentos muy especiales a partir del día en el que a uno de sus amigos, que está reeducándose en una aldea situada más hacia la falda de la montaña, se le rompen las gafas. Y la razón de esto es que El Cuatrojos, su amigo, les regala por haberle hecho un favor un libro de Balzac, y lo saca de una maleta llena de libros occidentales traducidos al chino, artículos considerados prohibidos y cuya pena por posesión, si se descubriese, era la muerte.

De esta manera, nuestros protagonistas entrarán de lleno en el mundo de Balzac, y descubrirán el placer de leer aventuras románticas, que no tienen nada que ver con el anodino Libro rojo. De igual manera, se empiezan a plantear muchas cuestiones sobre su desafortunada existencia.

Se trata de una obra escrita con sencillez, ternura y poco amante de excesos, aunque la época y las situaciones que se describen sean impactantes e induzcan al rechazo.
Es, además, un hermoso testimonio de las brutalidades acontecidas en la China de la bandera roja contado por una víctima de las mismas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada